“Dios quiere que hagamos el bien que bendigamos y que oremos”

El padre Rodolfo Varela ofició la Misa hoy en la Basílica inició su homilía recordándonos el refrán que dice “para un liso un resbaloso” este refrán va encaminado a una vida no tan cristiana o lo podemos compara quizá también con una ley muy antigua, la ley Hammurabi , ojo por ojo diente por diente.

El sacerdote sostuvo que el Señor no nos está mandando el ojo por ojo, diente por diente, aunque pareciera que eso es lo justo, si me hacen el bien, hago el bien, si me hacen el mal yo hago el mal, Dios va más allá de las leyes humanas, Dios va más allá de nuestra lógica mortal.

Por eso reconocemos  a Dios explicó, “como un Dios de amor y misericordia porque él es bueno con los malos y los ingratos y Jesús nos pide que seamos misericordiosos como el Padre y si él es bueno con los malos y los ingratos me está llamando a mí a ser lo mismo”.

En primer lugar dijo, tener claro que las personas de menos principios morales no pueden establecer la reglas del juego, “yo ya tengo mis principios y no puedo rebajarme al nivel de las personas inmorales, Dios ya me dijo como actuar, por tanto, yo no tengo que esperar a ver como actúa el otro para decidir si yo voy a ser bueno o malo con esa persona”.

Dios ya me dijo,  ser bueno siempre, con buenos y malos, no solo con los buenos, no solo con el que me haga el bien con los buenos y los malos, no dejar que esas personas de menos principios establezcan las reglas del juego, no esperar a ver cómo actúan para decidir si hago el bien y si hago el mal.

“Pidámosle al Señor entonces ser cada día más como él o ser como nos pide él misericordiosos como el padre” concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here