Una conversión que nos invita a replantear nuestra búsqueda de Dios

Se cumplen 500 años en que aquel soldado español de nombre Iñigo, dejó las armas para dar mayor gloria a Dios y ahora es conocido como San Ignacio de Loyola

La Iglesia invita a poner la mirada en San Ignacio de Loyola en estos días ya que, con motivo del 500 aniversario de su conversión, se declaró un año ignaciano para profundizar en el proceso de búsqueda y encuentro con Dios. Una oportunidad para actualizar esta experiencia de manera personal en la relación con el Padre, los demás y con la creación.

Comparación

Cuando se vuelve la mirada a la historia de este gran santo, es imprescindible no fijar la atención en la bala de cañón que le rompió una pierna y que quebró también su historia. Este suceso le llevó a encontrarse con Dios a través de la literatura católica, al estar encerrado, impedido y vulnerable, una misma situación que se puede estar viviendo en la actualidad, ya que “la bala de cañón” para muchos hoy se llama pandemia del COVID-19.

Anhelos

El Presbítero Isaías Moreno de los Siervos de Jesús, quienes viven la espiritualidad ignaciana, considera que “La conversión del patrono de los ejercicios espirituales tiene una actualidad importantísima para la juventud de nuestros días. Los tiempos son muy diversos, pero los anhelos de vivir una vida intensa en la autenticidad, en la verdad, en el bien y en la belleza, siguen latentes en lo profundo del corazón del hombre y siguen siendo tan idénticos que las circunstancias pueden variar, pero lo esencial no cambia”.

1 Discernimiento

Este gesto no consiste en acertar siempre desde el principio, sino en navegar, en tener una brújula para poder emprender el camino que tiene muchas curvas y vueltas, pero dejarse guiar siempre por el Espíritu Santo que nos va conduciendo al encuentro con el Señor.

2 Búsqueda

San Ignacio nos enseña a ver hacia dentro, no como un acto egoísta, sino ir más allá, descubrir a Cristo en nuestra propia esencia, donde habita, donde reina. San Ignacio ya no vive de forma superficial, sino que ha encontrado su tesoro infinito.

3 Jubileo

Ignatius 500 será el nombre del quinto centenario de la conversión de Ignacio de Loyola, que la Compañía de Jesús en colaboración con toda la familia ignaciana celebrará entre el 20 de mayo de 2021 y el 31 de julio de 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here