Un buen cristiano debe practicar la justicia, la misericordia y la fidelidad, ser íntegros

El padre Rodolfo en su homilía hoy martes 25 de agosto, en la Basílica se refirió a las distinción entre el ser y parecer “hay muchas personas que se matriculan con el parecer y hay que aparentar para que piensen que todo anda bien y otros que se matriculan solo con el ser  y dicen no importa si parezco o no, lo que importa es la esencia  lo que soy”.

El sacerdote sostuvo que no hay que olvidar la justicia, la misericordia y la fidelidad, pero tampoco hay que descuidar lo demás, es decir uno tiene que ser en su vida íntegro, ser y parecer no es ser o parecer, es ser y parecer, que se note que somos cristianos.

Que somos cristianos al interno, que Dios lo note internamente, pero que los demás lo noten también externamente, ser y parecer van de la mano o viene el otro tipo de persona que dirá que el hábito no hace al monje y “yo un tiempo me matricule de esto que el hábito no hace al monje y me vestía de formas inapropiadas para un cristiano quizás”.

La tarea es identificarme como sacerdote externamente aseguró “he internamente lo mismo los cristianos, vestirnos decorosamente o adecuadamente para venir al templo, pero que también en nuestro interior Dios note que somos cristianos auténticos, el hábito no hace al monje pero lo identifica”.

Que Dios vea que realmente soy autentico sostuvo el presbítero,  que no solo soy apariencia, lo mismo con todos los cristianos, que no solo sea un cristiano que viene al templo que aparenta ser católico, sino que realmente es un cristiano católico que vive las obras de misericordia espirituales y corporales, que esta revestidos con los frutos del espíritu santo y no matricularnos con uno u otro lado, sino ambas partes, practicar la justicia,  la misericordia y la fidelidad, sin descuidar lo otro, eso es lo que nos pide el Señor, ser íntegros ser y parecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here