Significado la solemnidad del Corpus Christi

El Corpus Christi (Cuerpo de Cristo) o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, es una fiesta católica que es celebrada después de los 60 días del domingo de resurrección, el Corpus Christi es el jueves siguiente a la solemnidad de la Santísima Trinidad. Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los creyentes en la presencia real de Jesucristo en el santísimo sacramento, en adoración.

Dicho acto inicio durante la edad media, cuando la religiosa Juliana de Cornillon comenzó a promover la idea de celebrar una festividad que le hiciera homenaje al cuerpo y la sangre de Jesucristo presente en la eucaristía.

Las celebraciones del Corpus Christi incluyen procesiones en la calle y lugares públicos en los cuales el cuerpo de Cristo es exhibido y acompañado por los fieles, al igual dentro de la iglesia es colocado un altar de adoración en la cual los feligreses veneran el cuerpo de Cristo.

De interés: Conozca los frutos de la comunión eucarística y ¿Qué hacer durante una visita al Santísimo?

Históricamente se cree que este acto aconteció el Jueves Santo, durante el desarrollo de la Ultima Cena de Jesús con sus discípulos. Ya que es un acto que precede al santo sacrificio de Jesús en la cruz y por lo tanto venera su santidad como representante de Dios en la tierra.

El Corpus Christi recuerda en amor de Cristo por la humanidad.

La celebración del Corpus Christi  muchas veces se traslada del jueves al siguiente domingo, ya que existen personas que trabajan y no pueden asistir a la santa eucaristía del día jueves,  y de esa razón es traslada al domingo donde se cubre la mayor cantidad de feligreses, para que puedan vivir de manera más profunda la solemnidad del Corpus Christi.

Donde Jesucristo convierte el pan en la representación de su cuerpo y el vino en la representación de su sangre, invitando a sus discípulos a que comieran y bebieran de él.

Citas bíblicas de la institución de la Eucaristía

Del evangelio de Lucas 22,19-20

19. Tomó luego pan, y, dadas las gracias, lo partió y se lo dio diciendo: Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío.» 20. De igual modo, después de cenar, la copa, diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros.”


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here