Palabra de vida-“Y empezó a mandarlos de dos en dos…”

0
10

Este domingo la Palabra de Dios nos recuerda que “La Iglesia peregrina es por naturaleza misionera…A todo discípulo de Cristo incumbe el deber de difundir, en cuanto le sea posible, la fe”, tal y como lo señala el Concilio Vaticano II. El Evangelio de hoy presenta las palabras de Jesús en el día de la llamada de los doce. Constituyéndolos como mensajeros del reino de Dios. La misión se centra en dos compromisos: la pobreza y la valentía. Elementos fundamentales que Él mismo experimenta como enviado del Padre.

El único tesoro que deberán llevar sus elegidos es la Palabra de Dios, de la cual sacarán por igual el coraje y la fuerza para anunciarla. Con la presencia del Espíritu deberán caminar por los confines del mundo llevando la esperanza y la alegría del Evangelio. Con el relato de hoy se presenta en la figura de los doce la verdadera familia de Jesús, de su verdadera patria, de su comunidad.

Llama poderosamente la atención cómo “los envió de dos en dos”, tal afirmación segura que el discípulo ha de salir del seno de sus propias costumbres, de su pasado, abandonando incluso padre, madre, hermanos, campos, etc., para entrar en la aventura de ir allá donde el Espíritu le envíe. Esto exigirá un total y radical desapego, generosidad, donación, libertad.

El ir de dos en dos no significa solo una referencia al hecho de que en el antiguo Oriente los testigos tenían que ser siempre dos para confirmar una verdad, sino también al hecho de que es necesario un mutuo y fraterno apoyo. No estamos nunca solos porque está la mano de Dios y también contamos con la mano del hermano. El Evangelio nos recuerda que a la base de nuestra historia de creyentes, de discípulos y de testigos para con los hermanos, está la acción de Dios quién es el que ha tomado la iniciativa. El que ha escuchado su voz, solo deberá responder a su llamada con generosidad y valentía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here