“Nosotros para crecer cada día tenemos que renovar nuestro amor por Dios”

Dios es misericordioso sabe de la materia de que estamos hechos, pero nosotros debemos de tener la fuerza de voluntad de Pedro de no tener miedo.

El padre Carlo Magno Núñez presidio la Eucaristía de este viernes 29 de mayo en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa y en su homilía dijo que no podemos terminar este tiempo Pascual, sin antes recordar el kerigma, palabra griega que significa el primer anuncio, el primer anuncio hay que cultivarlo, “tiene que motivarnos a ahondar en nuestra relación con Dios para que sea cada vez más solida”.

El Padre Magno manifestó que ese es el motivo de juicio de Pablo que anuncia el kerigma, el primer anuncio, pero invitaba a aquellas comunidades a progresar en su fe y a madurar en la fe y ese contenido lo encontramos en sus cartas.

Asimismo el presbítero dijo que “Pablo les ha anunciado a Cristo que es el motivo de su acusación, que es lo que le dice Festo Gripa y a Berenice que llegan a visitarlo, Festo le dice que tiene un preso que es Pablo pero que el motivo de la acusación es que predica a un Cristo que ha muerto pero que ha resucitado y el contenido de la predicación de Pablo es un Cristo vivo un Cristo que transforma, un Cristo que nos hace ir madurando en nuestra fe, un Cristo que nos hace irnos comprometiendo, un Cristo que nos hace fuerte ante la tempestad, un Cristo que nos recuerda que no tenemos que tener miedo”.

En ese sentido expresó que en ese Cristo tenemos que vivir , movernos y existir nosotros que cada día sea un compromiso más con ese Cristo, el Señor sabe nuestras penas, el Señor sabe de qué materia estamos hechos, ante una triple negación de Pedro, hoy encontramos una afirmación de Pedro del amor de Dios.

Por otro lado señaló que El Señor perdona nuestras faltas, el Señor nos mira con misericordia como ha visto a Pedro el día de hoy y le ha renovado el compromiso de piedra de ser fundamento de la fe de ser el primero entre iguales.

El presbítero sostuvo que primeramente los apóstoles creen que todo ha terminado Pedro le dice a Santiago y a Juan, “vamos a pescar, recuerden que Pedro antes de ser llamado por el Señor era pescador y Pedro cree que todo eso de Jesús de Nazaret, en su debilidad humana ya lo ha negado en el juicio cree que todo ha terminado, al parecer como que no le han dado todo el crédito a las mujeres”.

“Y se van a pescar, Pedro, Santiago y Juan, pero la pesca es infructífera habían bregado toda la noche es decir habían trabajado toda la noche y no habían pescado nada al amanecer, es decir al clarear del nuevo día que es Cristo Resucitado.

Él mismo se les aparece y les llama con confianza muchachos han pescado algo y ellos le dicen no hemos pescado nada, hemos bregado toda la noche y les dice tiren las redes a la derecha, porque tu lo mandas echare las redes le dice Pedro y así lo hizo, al menos tiene ese sentido de obediencia y pescaron, sin el Señor la pesca es infructífera”.

El sacerdote recalcó que esa lección la aprendió muy bien Pedro ese día de madrugada el día del Señor cuando se le aparece, sin el Señor la pesca es infructífera y quien ha conocido al Señor no puede volver atrás Pedro no podía volver atrás aquel pescador de peces comunes, ya el Señor lo había marcado y Pedro entendió muy bien esto que él tenía que ser pescador de hombres , cuando regresan a la orilla ya el Señor les tenía asados unos pescados y vuelve a realizar el gesto del pan y en el contexto de la comida lo vuelven a reconocer como nosotros lo reconocemos siempre en cada Eucaristía porque allí está presente.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here