Los abuelitos son cuidadores por excelencia y fuente de comprensión

La mayor actividad que realizan con sus nietos son ver televisión, cuidarles, explicarle cosas, jugar, contarle cuentos, historias o anécdotas de su pasado

0
94

Un amor inagotable, así es este sentimiento que los abuelos sienten por sus nietos. Besos, abrazos, apapachos nacen de estos hombres y mujeres que en muchos casos terminan criando a sus nietos como hijos propios.

Este amor tiene múltiples beneficios según la psicóloga Maribel Plata, ella nos dice que una de las contribuciones de los abuelos a sus nietos, es que están en una posición en que pueden ofrecérselos de forma incondicional a diferencia que los padres. “El rol que juega los abuelos es de cuidador, de consentidor, una fuente de comprensión, de entendimiento, ellos tienen mucho más tiempo, más experiencia de hecho podemos decir que hay hijos que se sienten mejor comprendidos por sus abuelos o abuelas”, expresa Plata.

Además, la experta agrega que las abuelas con los nietos tienen una relación más cálida, en nuestra sociedad es muy común que las abuelas estén a la par en el cuidado de los nietos, generalmente viven en casa y se aprovecha ese amor y esa atención de las abuelas. “Hay muchos jóvenes que han sido educados por nuestras abuelas y sentimos la diferencia. Existen cualquier cantidad de actividades que con mayor periodicidad se realizan con los abuelos y es ver televisión, cuidar de los nietos, explicarle cosas, jugar, contarle cuentos, historias anécdotas de su pasado, algunos de ellos llevarlos al colegio o escuchar música. Todas estas actividades son muy favorecedoras para ambos” dijo y agregó que “por lo tanto, los abuelos son una fuente de donde se nutre un hogar y en donde los hijos encuentran regocijo”.

San Joaquín y Santa Ana

Cada 26 de julio se celebra en la Iglesia Católica la fiesta de los padres de la Santísima Virgen María y abuelos de Jesús, San Joaquín y Santa Ana. Ambos santos, llamados patronos de los abuelos, fueron personas de profunda fe y confianza en Dios y los encargados de educar en el camino de la fe a su hija María, alimentando en ella el amor hacia el Creador y preparándola para su misión. Benedicto XVI, en 2009, resaltó a través de las figuras de San Joaquín y Santa Ana, la importancia del rol educativo de los abuelos que, en la familia “son depositarios y con frecuencia testimonio de los valores fundamentales de la vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here