Llamados a acompañar, escuchar e iluminar a quienes padecen cáncer de mama

0
603

Octubre se caracteriza por la conciencia que se busca crear en la población sobre el cáncer de mama, ante esta situación surgen dudas y muchos se preguntan ¿cómo dar esperanzas a una mujer cuando se le ha diagnosticado esta enfermedad? ¿cómo hablar de esperanza a una familia que siente que todo se desborona? En este espacio, procuraremos dar ideas de cómo acompañar a nuestros hermanos y hermanas.

Esperanza

Para tratar de responder estas interrogantes, el presbítero Rodolfo Varela, nos explica que, esperar en Dios, es la esperanza del cristiano, que no es lo mismo que el optimismo,  “la esperanza cristiana consiste en saber esperar los designios del Señor, que no quiere decir que el Señor esté mandando la enfermedad sino que Dios puede acompañar en el proceso de la enfermedad y puede acompañar a través de nosotros los amigos y familiares cristianos en la persona diagnosticada con cáncer de mama” explica el presbítero, quien añade que, nuestro deber es saber estar para esas personas, porque “Cristo supo estar con los pobres, con los enfermos, con los que sufrían, saber escuchar a las personas, ahora que estamos en sinodalidad, saber acompañar, Jesús acompañó a los discípulos de Emaús cuando estaban tristes y habían perdido toda esperanza y les acompañó y les ilumino con la Palabra de Dios”. Nuestro papel a la hora de brindar esperanza es acompañar, escuchar e iluminar con la Palabra de Dios, afirmó.

Acción

Rosemonde Abedrabbo de García, presidenta honoraria de FUNOHCAM, explica a las mujeres qué hacer si llegan a ser diagnosticada con cáncer, ella comparte: “yo soy sobreviviente de cáncer, y le doy gracias a Dios porque estoy viva, tengo 15 años de esto y doy fe que, si se puede, es necesario hacer la rutina, la mamografía a tiempo, tomar las quimios, no faltar a nuestro médico, con el medicamento, de la mano de Dios podemos seguir adelante” dijo. Es importante recalcar que, la mejor manera de tener esperanza en un resultado favorable con esta enfermedad es la prevención, por lo cual, se ofrecen exámenes en diversos sitios, entre ellos FUHNOCAM, Ciudad Mujer entre otros. “Hacemos un llamado a todas las mujeres hondureñas para que puedan hacerse su autoexamen, generar conciencia”, recuerda Alejandra Espinal, gerente adjunta de Ciudad Mujer de Tegucigalpa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí