La historia del Apóstol más valiente

0
111

Dídimo, era un hombre que no estaba con los demás apóstoles cuando Jesús vino y que ellos mismo dijeron “¡Hemos visto al Señor!”, este apóstol que era muy conocido por su valentía dudó hasta el punto de decir: “Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no ponga mi dedo en el lugar de los clavos, y no coloque mi mano en su costado, no creeré”.

Se trata de Santo Tomás Apóstol, el mas valiente ¿Pero… a que se debe esta atribución? Cuando, Jesús quiere volver a Betania, donde murió su amigo Lázaro y los discípulos tienen miedo porque en Judea el clima no es nada favorable, es Tomás quien no tiene dudas, hasta el punto de decir: “Vayamos a morir con él”.

A pesar que Tomás era muy incrédulo, las acciones que el mismo Cristo hizo con él, fueron necesarias para que todo el pueblo de Dios crea con mucha mas seguridad en el Mesías, como el momento en que Jesús coloco sus dedos y su mano en sus llagas y le dijo “Porque tú me has visto, tu has creído” ó cuando le preguntó en la Santa Cena hacia a donde se dirigiría por lo que Jesús respondió: “Yo soy el Camino, la. Verdad y la Vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here