Iglesia en América Latina alza su voz: “Nicaragua, no está sola”

La crisis social Centroamérica se ha trasladado a persecución contra la Iglesia Católica, una situación que enciende las alarmas

0
634

La Iglesia latinoamericana se encuentra en constante vigilancia por los hechos que se desprenden en Nicaragua, situaciones que se agudizan con la denuncia que realiza la Iglesia cumpliendo su labor profética.

Hermandad

Las diferentes conferencias episcopales de América Central, le han hecho saber a sus hermanos obispos, a los presbiterios y a la feligresía católica de Nicaragua, que no están solos. En la misiva emitida por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), destacó la valentía de quienes denuncian las injusticias en la nación centroamericana y se menciona que “Acompañamos a nuestros hermanos que por distintos caminos buscan ser voz de los que no tienen voz, para construir un diálogo capaz de trazar un camino de unidad y paz”. Este anhelo, es reforzado por lo que mencionaron los obispos de Honduras en su mensaje al afirmar con modo orante que “La alegría vuelva a su pueblo y el Evangelio sea predicado y vivido sin ninguna restricción, en bien del pueblo nicaragüense y su Iglesia”.

Respeto

De manera reciente, se pudo observar a monseñor Rolando José Álvarez, de la diócesis de Matagalpa, exponiendo a Jesús Sacramentado alrededor de más de un centenar de efectivos policiales. Esta acción que invitaba a orar por la situación, le trajo complicaciones y ahora es citado por el Gobierno orteguista, por motivar, supuestamente a actos de violencia y terrorismo, incluso con el cierre de las emisoras católicas de esta zona nicaragüense.

1 Oración

Desde que se agudizó la crisis que vive la Iglesia en Nicaragua, se ha invitado por sus autoridades a mantener un espíritu orante, que les mantenga fuertes ante los acontecimientos que se observan. Con el rezo del Rosario, diferentes Eucaristías y el ayuno, se ha invitado a la feligresía a poder de estas maneras, seguir mostrando lo que la Iglesia enseña.

2 Cordura

A pesar de los diferentes y comprobados ataques a la Iglesia nicaragüense y la represión en las formas de manifestar la fe en el país centroamericano, ni los obispos ni los sacerdotes han motivado a los fieles al odio, más bien han hecho invitaciones a resguardarse y desde sus hogares, poder orar por quienes quieren destruir la fe.

3 Certeza

Lo que obispos, sacerdotes y laicos muestran en Nicaragua, es la poderosa convicción que la fe en lo justo tiene. Aún con el amedrentamiento, no cesa el espíritu de anunciar y denunciar, mucho más cuando se irrumpen templos o se irrespetan los derechos de personas indefensas, es claro que Jesús es quien conduce esta misión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here