Honduras navega en un mar de indiferencia y miedo

A pesar que a diario se denuncian muchas injusticias, se logra percibir un adormecimiento de la población para reclamar sus derechos

0
83

Según el documento Antología del pensamiento crítico hondureño contemporáneo, en la parte introductoria redactada por el escritor Ramón Romero se detalla que “Los aproximadamente 9.3 millones de habitantes de nuestro país viven una de las más adversas condiciones sociales, económicas, políticas y ambientales de su historia. Honduras se encuentra entre los países que enfrentan los peores escenarios en América Latina.

La pobreza está en constante aumento. Las grandes mayorías están desempleadas o subempleadas y empeorando su calidad de vida”. A estas situaciones se le suma que la pobreza, desempleo e inseguridad, son factores que estimulan la migración hacia los Estados Unidos y varios países europeos. Los migrantes, en su mayoría jóvenes, provienen de estratos pobres y emigran buscando mejores condiciones de vida en otros países.

Son un sinnúmero de dificultades que, en otros países del mundo serían la causa de un estallido social como lo que sucede en Colombia desde el 28 de abril de 2021, donde en una serie de manifestaciones desencadenadas por el anuncio del proyecto de reforma tributaria propuesto por el Gobierno de Iván Duque, se ha visto el descontento de un pueblo que se ha cansado de política tradicional y de la forma de actuar de sus gobernantes. Honduras pareciera estar encaminada en este rumbo de una nueva explosión en la colectividad común que se ve a diario indignada por las injusticias y los altos índices de actos reñidos con la ley.

Recientemente, la directora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Gabriela Castellanos manifestó que “Los hondureños deben seguir alzando la voz contra la miseria del Gobierno que no actúa para resolver crisis como la obtención de vacunas y paliar los problemas que ha dejado el covid, o que dé respuestas a las denuncias que hemos hecho en el manejo de la pandemia o incluso en el más reciente tema de las ZEDE, donde se quiere vender nuestra soberanía a pedazos”.

Peticiones

El director del Centro de Estudio para la Democracia (CESPAD), Gustavo Irías, manifestó que hay muchas cosas que nos mantienen postrados como país y dos de ellas son la indiferencia por lo que actualmente sucede y la otra es el miedo por la militarización del país. “Todo esto no será posible desmontarlo sino es mediante un cambio en la conducción del Estado hondureño” agregó. Finalmente el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, en su más reciente homilía ha pedido a los hondureños dejar de lado la indiferencia.

“Jesús nos hace un llamado a la luz del Evangelio donde nos dice: Honduras levántate, no te quedes postrada en la corrupción y en todos los males que te aquejan, a ti te lo digo levántate con fe porque esa es la que produce milagros”. El purpurado señaló que hay mandamientos muy claros que dicen: no matar, no mentir y no robar. ¿Qué hace tan teórico del hondureño que piensa que a través de la violación de los mandamientos de Dios se puede encontrar un país mejor, paz, justicia social y respeto de los derechos humanos?”.

1 Violencia

El incremento de la violencia ha sido notable en los últimos días. Son muchos los crímenes que se perpetran a diario. Casi 10 asesinatos se reportan a nivel nacional. Aun así, no se observa un interés de la población en reclamar que esto se detenga.

2 Corrupción

Muchos crímenes ligados a la corrupción han quedado en la impunidad, porque varios implicados fueron beneficiados quedando limpios de sus responsabilidades, pero la indignación de la sociedad solo se ve plasmada en redes sociales y no en acciones concretas.

3 Desempleo

A pesar de que esta es una de las causas que más molesta a las sociedades en todo el mundo, en Honduras se ven reclamos por la falta de pagos, pero son casi 2 millones de personas que no tienen trabajo y aun así no se ve un impulso de salir a las calles a reclamar esta necesidad básica.

4 Injusticias

Diariamente vemos como se irrespetan los derechos humanos, las necesidades de las personas con discapacidad o el aumento de compatriotas pidiendo en las calles, pero el pensamiento de los hondureños en muchas ocasiones es que, si no les pasa a ellos, no importan lo demás.

5 Politiquería

Estamos en un año altamente político, en donde las diferencias se ven mucho más marcadas. La Conferencia Episcopal de Honduras en su más reciente mensaje, llama a poder hacer cambios, no con violencia, pero si con el arma más poderosa que tenemos que es el voto.

6 Marcada desigualad

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hay graves dificultades y desafíos en el acceso a necesidades básicas, oportunidades de empleo. El 20 por ciento de los habitantes pobres solo recibe un 2 por ciento de ingresos económicos, lo que dificulta cada día sobrevivir en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here