En algunas áreas, se forzó a las iglesias a eliminar los Diez Mandamientos y reemplazarlos con los dichos del presidente Xi Xinping.

Las autoridades gubernamentales en Shanxi (China), están ordenando a las personas que reciben asistencia del Gobierno que reemplacen los símbolos religiosos en sus hogares, incluidas las fotos de Jesús, con fotografías de Mao Tse-Tung y del presidente Xi Jinping; bajo la amenaza de retirarles la asistencia.

La revista de libertad religiosa Bitter Winter informó la semana pasada que en abril se dijo a los funcionarios de la ciudad de Linfen, en provincia de Shanxi, que inspeccionen y eliminen los símbolos religiosos de los hogares de quienes recibían «pagos de asistencia social», y que los reemplazaran por líderes comunistas. Los que se quejaron tendrían sus pagos «anulados».

La política también se aplica a los miembros de las iglesias administradas por el Estado. Un miembro de Three-Self Church, que es la denominación protestante oficial del Partido Comunista chino, le dijo a Bitter Winter que las imágenes de Jesús y un calendario religioso fueron retirados de su casa y reemplazados por imágenes de Mao.

Como gran parte del mundo, la economía china se ha visto muy afectada por la actual pandemia de coronavirus, lo que significa que cada vez más personas dependen de los pagos del Gobierno para mantenerse económicamente a flote. Al mismo tiempo, el régimen ha renovado su represión contra los lugares de culto.

«Los hogares religiosos empobrecidos no pueden recibir dinero del Estado a cambio de nada; deben obedecer al Partido Comunista por el dinero que reciben», dijo el miembro de Three-Self a Bitter Winter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here