Francisco: “aprovechemos el verano para detenernos y ponernos en escucha de Jesús”.

0
203

En el ángelus de hoy 17 de julio el Papa Francisco, ofreció a los fieles y peregrinos, que se dieron cita a mediodía en la Plaza de San Pedro, su comentario al Evangelio según san Lucas propuesto por la liturgia del día, que presenta una escena doméstica con las hermanas Marta y María que ofrecen hospitalidad a Jesús en su casa.

En efecto, el evangelista relata que Marta se ocupa de la acogida de los huéspedes, mientras María se sienta a los pies de Jesús para escucharlo. Además, Marta le pide al Maestro que inste a María ayudarla con los quehaceres de la hospitalidad. Al respecto el Obispo de Roma dijo: “La queja de Marta no parece fuera de lugar; por el contrario, sentimos que tenemos que darle la razón”.

Primero el deber, después el placer

Asi mismo el papa, explicó que “La ‘filosofía’ de Marta, parece esta: primero el deber, después el placer. La hospitalidad, de hecho, no está hecha de bonitas palabras, sino que exige poner la mano en los fogones, ocuparse de todo lo necesario para que el huésped se sienta bien acogido. Esto, Jesús lo sabe muy bien. Y de hecho reconoce el esfuerzo de Marta”.

El Santo Padre, dijo al respecto que el Señor quiere hacerle entender a Marta que “hay un orden de prioridad nuevo, diferente al que hasta ahora había seguido. María ha intuido que hay una ‘parte buena’ a la que hay que dar el primer lugar. Todo lo demás viene después, como un arroyo de agua que brota de la fuente”.

Aprovechar el tiempo de las vacaciones

Además el santo padre, invitó a que, aprovechemos este tiempo de vacaciones, para detenernos y ponernos en escucha de Jesús. Hoy cuesta cada vez más encontrar momentos libres para meditar. Para muchas personas los ritmos de trabajo son frenéticos, extenuantes. El período de verano puede ser valioso también para abrir el Evangelio y leerlo lentamente, sin prisa”

Dejémonos interpelar por esas páginas, sugirió el Papa, preguntándonos cómo está yendo nuestra vida, si está en línea con lo que dice Jesús. En particular, preguntémonos: cuando empiezo el día, ¿me lanzo de cabeza a las cosas que tengo que hacer o busco primero la inspiración en la Palabra de Dios?”.

Al igual el papa finalizó haciéndonos la invitación que “Si salimos de casa por la mañana teniendo en mente una palabra de Jesús, el día adquirirá un tono marcado por esa palabra, que tiene el poder de orientar nuestras acciones según lo que el Señor quiere”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here