“Este mes nos toca hacer misión dentro de la Iglesia Domestica”

El padre Rodolfo Varela en la Misa en la Basílica de Suyapa, en su homilía sostuvo que al iniciar el mes de las misiones, por la pandemia no haremos una misión tradicional, pero podemos hace una misión en nuestra propia familia.

El sacerdote manifestó que es una dicha cuando en una familia todos asisten a la iglesia en familia, “este año que Dios nos ha dado la oportunidad de resaltar la Iglesia Domestica, nos toca hacer misión dentro de esa iglesia domestica, la propia casa y como hay que hacerla, no lleven ni dinero ni morral ni sandalias y no se detengan a saludar a nadie por el camino”.

Cuando el Señor se refiere a esto, nos explican los estudiosos de la Biblia, es que Jesús está haciendo una comparación de la misión con la visita al templo, estas serán las mismas normas para visitar el templo, cuando dice “no lleven ni dinero ni morral y sandalias y no se detengan a saludar a nadie, es cuando se iba a ir a presentar la ofrenda al templo, y eso era de las cosas más sagradas para el pueblo de Israel”.

¿Qué está haciendo Jesús entonces? Equiparando la misión en la evangelización con lo sagrado que es ir al templo a la hora de ir a evangelizar “para mí ha de ser algo sagrado y yo lo he de tomar como eso, como una misión sagrada de parte de Dios”.

Hoy que estamos celebrando a Santa Teresita del Niño Jesús, ella cuenta que llega un momento donde  se desespera, porqué quiere saber cuál es su papel dentro de la Iglesia, “así como nosotros muchas veces nos desesperamos en nuestra juventud queriendo saber cuál es nuestro papel en la vida, cual es nuestra vocación” acotó.

“Santa Teresita del Niño Jesús  se desespera por saber cuál es su papel dentro de la Iglesia y comienza a orar y comienza a leer las Sagradas Escrituras y se encuentra con las cartas de San Pablo donde le dice que cada uno de nosotros formamos parte del cuerpo místico de Cristo, cada uno de nosotros es miembro de ese cuerpo, pero sigue más adelante Santa Teresita y se encuentra con el discurso del amor y allí es donde ella recibe consolación”.

Comprende que cualquier cosa que haga dentro de la Iglesia lo ha de hacer desde el amor, no un amor romántico idealista, sino un amor autentico y real que va a implicar que muchas veces sufrimiento, que va a implicar desgaste físico, desgaste emocional y a veces desgaste espiritual, pero hacerlo con amor.

«Hoy el Señor nos está invitando en este mes del rosario y de las misiones hacer la evangelización en casa con amor, no regañar a los que no van a la iglesia, si no evangelizarlos desde el amor, anunciarles el kerigma a esos hermanos que no se están congregando a esos hermanos que no están viendo las eucaristías de las redes sociales y de los medios de comunicación» concluyó.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here