El inicio de un año litúrgico es una nueva oportunidad de crecer en la fe

Con el tiempo del Adviento, damos la bienvenida a un nuevo ciclo dentro del caminar de la Iglesia

0
235

La Solemnidad de Cristo Rey, señala el cierre del año litúrgico, marcando el comienzo de uno nuevo con la celebración del Adviento. Esta fase representa el periodo de preparación previo a la llegada del Salvador. La espera del Señor, abarca cuatro semanas, principalmente dirigidas por los domingos, correspondientes a las previas a la festividad de Navidad.

Inicio

El comienzo de cada ciclo litúrgico nos invita a abrazar la esperanza. Aunque cada año transitamos el misterio y la vida de Jesús; esta experiencia renovada nos brinda la oportunidad de sumergirnos más profundamente en su mensaje a través de las Sagradas Escrituras y las celebraciones que nos ofrece nuestra Santa Madre Iglesia.

El padre Juan Ángel López, párroco de la comunidad Sagrado Corazón de Jesús de Tegucigalpa, nos explica que es importante esta transición dando inicio a un nuevo año litúrgico, porque es una oportunidad de renovar nuestra fe en Cristo y nos llama a estar despiertos. “Velen y estén atentos, porque no saben cuándo llegará el momento”, afirma el presbítero y agrega que “velar es estar encendido, es estar alerta, es el sentido de mantenernos en luz para que penetre todas nuestras decisiones de acuerdo al Señor”.

Comienzo

Este nuevo año litúrgico que estamos por comenzar, marca el inicio de ciclo que guía nuestra vida como cristianos. El año litúrgico no sigue el calendario civil, sino que comienza con el Adviento generalmente a finales de noviembre o inicios de diciembre para celebrar la Navidad, seguido del tiempo Ordinario en su primera etapa, donde profundizamos en la vida pública de Jesús, hasta llegar al Miércoles de Ceniza que da inicio a la Cuaresma, para luego vivir el Triduo Pascual y celebrar la Pascua durante cincuenta días, hasta Pentecostés y retornamos nuevamente al Tiempo Ordinario hasta finalizar con la Solemnidad de Cristo Rey y dar paso al Adviento.

Cambios y pasos

La división de la liturgia en diferentes etapas se desarrolló en la Iglesia Católica a lo largo de los siglos. Fueron algunas reformas litúrgicas realizadas luego del Concilio Vaticano II que impactaron significativamente en la organización de la liturgia que vivimos actualmente. Estas determinaciones buscaban hacer la liturgia más comprensible para los fieles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí