El Pontífice tenía previsto, participar de la reunión del Consejo de Cardenales, entre otras actividades para este día, pero un dolor intenso en su rodilla, producto de una enfermedad recurrente que padece Francisco, le vio obligado a cancelar todas sus actividades este día. Así lo dio a conocer la Sala de Prensa de la Santa Sede.

Esta misma afectación, limitó la participación del Vicario de Cristo en diversas actividades de la Semana Santa y en la Octava. Son días de sufrimiento para el Papa, que desde un tiempo soporta un dolor en la rodilla que está condicionando sus compromisos y su contacto con las personas, lo que le impide estar mucho tiempo de pie. Es momento de orar por la salud del Santo Padre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here