¡Desbordamiento!

Esta vez, fue de un fenómeno de natural de grandes magnitudes de solidaridad que en un tiempo de aproximadamente unas 24 horas permitió llenar dos camiones y tres «furgones de la esperanza» que desde la Arquidiócesis de Tegucigalpa salieron ya para la Diócesis de San Pedro Sula y la Diócesis de Yoro.

Uno de los furgones de la esperanza que van rumbo con diversas ayudas para aliviar, un poco el sufrimiento de los damnificados en la zona norte de Honduras

El primero de los furgones de la esperanza  se logró el sábado 07 de noviembre al mediodía, el anuncio oficial lo hizo el Padre Carlo Magno Núñez; Vicario General de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, “Se logró, llenamos el primer furgón de la esperanza”.

 

Este anunció fue el detonante que motivó a cientos de personas, indistintamente de su religión, para llegar a las instalaciones de Suyapa Medios y dejar más víveres que serían para llenar un segundo furgón de la esperanza. Pocas horas después estaba también lleno, pues se recibieron ayudas de cada una de las 80 parroquias que conforman la arquidiócesis de Tegucigalpa.

El Padre Carlos Magno, Vicario General de la Arquidiócesis en plena tarea de atender a las personas que llegaron con las ayudas para los damnificados

Pocas horas después y ya cerca de las 11:00 de la noche del mismo sábado, estaban llenos los cinco furgones de la esperanza, los que al cierre de esta nota, van en carretera hacia la zona norte de Honduras llenos de víveres, ropa, agua, zapatos, alimentos para bebé e implementos de bioseguridad para el uso entre las personas damnificadas.

Varios integrante Scout y de las pastoral juvenil llegaron a las instalaciones de Suyapa Medios para colaborar en este desbordamiento de solidaridad

Pero aún quedan varias de las ayudas que no cupieron en los furgones de la esperanza y varias personas siguen llegando a las instalaciones de Suyapa Medios con sus ayudas, por lo tanto serán otros furgones de la esperanza que serán llenos para llegar con un mensaje de solidaridad con quienes hoy perdieron todo, con el paso de la Depresión Tropical ETA, por Honduras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here