“Déjate mirar hoy por el Señor y déjate liberar por Él”

La Eucaristía hoy en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa fue oficiada por el padre Rodolfo Varela en su homilía destacó la estructura de los milagros que están en los evangelios.

El padre Varela dijo, el milagro de Jesús que estaba en la Sinagoga y la introducción del personaje que se cita en el milagro, en este caso la mujer que estuvo 18 años encorvada por un espíritu malo.

“Después de que se presentan los personajes sin la necesidad que de quien necesite el milagro, sigue la acción de Jesús le dice mujer estás libre de tu enfermedad inmediatamente le impone las manos y sucede el milagro”.

“Primero presentación de los personajes, segundo acción de Jesús, tercero el milagro, cuarto lo que suscita el milagro y hay dos reacciones, la del jefe de la sinagoga y de la mujer y la gente que estaba allí, el jefe de la sinagoga se molesta porque cura el sábado, la mujer y la gente alaban a Dios por lo que hace Jesús”.

Con qué personaje nos identificamos nosotros, hoy continuó “nos podemos identificar con la mujer, nos podemos identificar con el fariseo nos podemos identificar con Jesús o con la gente; si nos identificamos con la mujer, pues dejemos que el Señor actúe en nuestra vida, ÉL conoce nuestras necesidades, cuando una persona está encorvada no levanta la mirada, no puede ver al sol, pero Cristo es el nuevo sol y ella no pide milagro si ustedes se fijan ella no pide sanación es Jesús que se fija en la necesidad y la cura”.

Déjate mirar hoy por el Señor sostuvo y déjate liberar por él que es lo que hizo el Señor, la liberó de sus ataduras, o el Señor se quiere liberar de tus ataduras, del egoísmo de la tristeza, de la enfermedad de la depresión, del estrés, de la angustia, déjate liberar por el Señor.

Justo hoy que estamos terminando el novenario de Sor María Rosa, manifestó  “nos podemos identificar con Jesús, Jesús ve la necesidad y actúa, así actuó Sor María Rosa, vio la necesidad de muchos y actuó, no hubo la necesidad de que esta mujer pidiera, Jesús actúa ante la necesidad no es espectador, Jesús se involucra, Sor María Rosa no fue espectadora, ella se involucró ella trabajó por nuestra nación”.

El sacerdote nos aconsejó “nosotros debemos de trabajar por nuestra nación, que bueno sería que todos nos identificáramos como Sor María Rosa se identifico con Jesús y poder no solo ser espectadores que ven sino que involucrarnos y cada vez que nosotros nos involucramos no quedarnos con el crédito, sino darle el crédito a Dios y hacer como las personas  y esta mujer una vez hecho el milagro involucrar a Dios, no ensalzarnos a nosotros mismos”.

Hoy reflexionemos entonces con qué personaje nos identificamos y una vez identificados, tratemos ser siempre como Jesús involucrarnos en la necesidad del otro y no ser simple espectador. Concluyó.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here