El próximo 27 de junio se conmemora la memoria litúrgica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, una de las advocaciones más queridas por San Alfonso María de Ligorio. Esta advocación es la patrona de Haití. En 1883 una terrible epidemia de viruela azotaba el país. Los devotos acudieron a la Virgen y le hicieron una novena. La epidemia cesó milagrosamente y se decidió nombrarla como su santa patrona. En la Diócesis de Danlí, el municipio de Trojes la tiene bajo su patrocinio y en la Arquidiócesis de Tegucigalpa, se le celebra con especial devoción en la Parroquia Los Dolores, que es atendida por la congregación del Santísimo Redentor y la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús tiene un sector parroquial bajo este patronazgo.

1 Origen Se estima que el retrato fue pintado durante el decimotercer siglo. El icono parece ser copia de una famosa pintura de Nuestra Señora que fuera, según la tradición, pintada por el mismo San Lucas. Actualmente, el icono está en el altar mayor de la Iglesia de San Alfonso en Roma.

2 Ángeles Las letras pequeñas identifican a San Miguel Arcángel;  sostiene la lanza y la caña con la esponja con vinagre, signos de la pasión. El ángel a la derecha es San Gabriel Arcángel, sostiene la cruz y los clavos. Los ángeles no tocan los instrumentos, sino con el paño que los cubre.

3 Corona Fue añadida al cuadro original por orden de la Santa Sede en 1867. Es un tributo a los muchos milagros obrados por la advocación del «Perpetuo Socorro». Las iniciales al lado de la corona de la Madre la identifican como la “Madre de Dios” y las del Niño “ICXC” significan “Jesucristo”.

4 Fondo Originalmente es de un color amarillo, aunque algunas imágenes no lo tienen. Es el símbolo del cielo, donde Jesús y María están ahora entronizados. El amarillo también brilla a través de sus ropas, mostrando así la felicidad celestial que puede traer a los cansados corazones humanos.

5 Manos Las manos de Cristo aparecen con las palmas boca abajo y dentro de las de su madre, indican que las gracias de la redención están bajo su custodia. Mientras que la mano izquierda de María sostiene posesivamente a Cristo. Ella es consoladora para todo el que acuda pidiendo auxilio.

6 Traje La Virgen aparece con un manto azul oscuro. Es el color que usaban las madres en Palestina. Es signo de su humanidad y también se le nota el color púrpura, que es signo de la divinidad de la Virgen María, que es Madre de Dios. María es dos cosas a la vez: Virgen y Madre.

CLAVES

 Descripción El icono de la Virgen pintado sobre madera, de 21 por 17 pulgadas. La madre junto al Niño observan a dos ángeles que le muestran los instrumentos de su pasión.

 Letras Las letras griegas en la aureola del Niño: “ICXC” significan “Jesucristo», mientras las estrellas sobre María indican su virginidad antes, durante y después del parto.

 Detalle Uno de los signos más curiosos es la sandalia caída. ¿Ha perdido Jesús su sandalia corriendo hacia María en busca de consuelo ante el pensamiento de su Pasión?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here