5 sencillos pasos para alcanzar la conversión, a ejemplo de San Pablo

0
81

Hoy conmemoramos la fiesta de la Conversión de San Pablo, que en sus inicios era conocido como Saulo de Tarso, que nació entre el año 5 y el año 10 en Tarso (en la actual Turquía), por entonces ciudad capital de la provincia romana de Cilicia, en la costa sur del Asia Menor.

Conversión de San Pablo o caída en el camino de Damasco son denominaciones de un episodio neotestamentario (Hechos de los apóstoles, 9, 1-18;1​ Primera epístola a los corintios 15, 8-92​), muy representado en el arte. Eclesiásticamente, los católicos lo conmemoran como un acontecimiento similar a la Epifanía, o la Navidad (solo como solemnidad, no como feria o fiesta cristiana), cuyo día se conmemora el 25 de enero.

Saulo se dedicaba a perseguir a los cristianos en un inicio y fue testigo de la ejecución del primer mártir, San Esteban, el que murió lapidado.

Las autoridades judías le habían ordenado a Pablo de Tarso perseguir a los cristianos de Damasco. Mientras se dirigía a ese destino, un resplandor del cielo le hizo caer al suelo dejándolo ciego, mientras él y los que cabalgaban con él oían una voz que decía: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?» (Saulo era su nombre hebreo y Pablo su nombre romano). Tras esta fuerte vivencia (Pablo la describe como un abortivo), Pablo se encuentra en Damasco con Ananías, que le impone las manos en nombre de Jesús, lo que le devuelve la vista. Inmediatamente, Pablo es bautizado.

Este ejemplo es el que tenemos que seguir como cristianos, que a pesar de haber cometido atrocidades que se pueden asemejar a las de San Pablo, si escuchamos la voz del Señor y somos obedientes a sus mandatos, podremos alcanzar la santidad.

¿Cómo lograr la conversión? estos son algunos consejos a seguir: 

1 Arrepentirnos

Muchos santos se arrepintieron de la vida que llevaban y decidieron seguir a Jesús.

2 Transfigurarnos

Llegar a la conversión, consiste en conocer a Cristo y luego tener una nueva forma de vida alejada de la que actualmente llevamos.

3 Leer sobre los santos.

Existen más de 5,000 santos, muchos de ellos se lograron convertir. Leyendo sobre sus experiencias, se podría encontrar a aquel que se parezca mas a  nosotros y poder aplicar sus estrategias para cambiar.

4 Reflexionar 

Llegar a convertirnos es una constante búsqueda de eso que Dios quiere para nosotros, es por esto, que no termina nunca. Reflexionemos a diario y sepamos escuchar, porque siempre estamos aprendiendo algo de nuestro creador.

5 Ser misericordiosos 

Tenemos que abrir el corazón a Dios. La oración es algo tan poderoso, así que nunca nos cansemos de pedir la gracia a nuestro Señor para nosotros, como para algún ser querido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here