5 datos que quizás no conocías de María Auxiliadora

El 24 de mayo, la Iglesia conmemora a la Santísima Virgen bajo su advocación de “María, Auxilio de los Cristianos”. El primero que llamó a la Virgen María con el título de “Auxiliadora” fue San Juan Crisóstomo, en Constantinopla en al año 345.  San Juan Damasceno en el año 749 fue el primero en propagar la jaculatoria: “María Auxiliadora, rogad por nosotros”. Y repite: la virgen es “auxiliadora para evitar males y peligros y auxiliadora para conseguir la salvación”.

Aquí le damos algunos datos que quizás no conocías sobre María Auxiliadora:

1. María era llamada “Auxiliadora” por los primeros cristianos

Los primeros cristianos en Grecia, Egipto, Antioquía, Efeso, Alejandría y Atenas acostumbraban a llamar a la Santísima Virgen con el nombre de “Auxiliadora”, que en griego es «Boetéia» y significa «La que trae auxilios venidos del cielo».

2. María Auxiliadora intercedió en las batallas de Lepanto y Viena

En el año 1572, el Papa San Pío V, después de la victoria del ejército cristiano sobre los turcos musulmanes en la batalla de Lepanto, ordenó celebrar el 7 de octubre la fiesta del Santo Rosario, y que en las letanías se invocara a “María Auxilio de los cristianos”. Ese año Nuestra Señora libró prodigiosamente a toda la cristiandad que se libró de ser destruida por un ejército mahometano de 282 barcos y 88.000 soldados.

3. La fiesta nació en tiempos de la Revolución Francesa

La historia del establecimiento de la fiesta de María Auxiliadora se remonta a los años que siguieron a la Revolución Francesa, la cual había propinado un duro golpe a la Iglesia. El Papa Pío VII fue apresado en el Palacio de Fontainebleau por el emperador francés Napoleón Bonaparte y dedicó sus oraciones a María Santísima “Auxilio de los Cristianos” para que protegiese a la Iglesia.

4. María Auxiliadora se apareció ante San Juan Bosco

San Juan Bosco fue un gran propagador del amor a esta advocación mariana porque la misma Virgen María se le apareció en 1860 para señalarle el lugar en Turín (Italia) donde debía ser construido un templo en su honor. Asimismo, pidió ser honrada bajo el título de «Auxiliadora». En 1863 San Juan Bosco inició la construcción de la iglesia con unos cuantos centavos, pero con la intercesión de María Santísima, el 9 de junio de 1868, solo 5 años después, tuvo lugar la consagración del templo.

5. Tres Papas fueron devotos de María Auxiliadora

El Papa San Juan XXIII cultivó una especial devoción a la Auxiliadora, cuya imagen tomada de un número del Boletín Salesiano, colgaba en la pared cerca de su cama. La proclamó Patrona del Concilio con los títulos de Auxilium Christianorum, Auxilium Episcoporum, y el 28 de mayo de 1963, ya gravemente enfermo, bendijo con profunda emoción las dos coronas destinadas al cuadro de la Auxiliadora en la Basílica del Sagrado Corazón de Roma.

Por su parte, San Juan Pablo II, solía acudir a la Iglesia de San Estanislao de Kostka de los Salesianos, en Cracovia, entre los años 1938 y 1944, y a menudo oraba en la capilla de María Auxiliadora. En esta Iglesia, el 3 de noviembre de 1946, celebró una de sus primeras misas como sacerdote.

El Papa Francisco, durante su visita apostólica a Turín en 2015 por los 200 años del nacimiento del fundador de los salesianos, San Juan Bosco, contó que durante su infancia fue educado en un colegio salesiano y aprendió a amar a María Auxiliadora.

Lea aquí:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here