Pláticas con María Auxiliadora, espacios con Dios

0
210

Cada día del mes de mayo se nos ha invitado a una cita con María Auxiliadora, auxilio de los cristianos, quien lo ha hecho todo, es por ello que queremos compartir oraciones a especie de pequeñas platicas, espacio que nos ayuda  a estar más cerca de nuestra madre y amar aún más a su hijo Jesús.

En momentos de angustia, recemos a nuestra madre del cielo;  “María Auxiliadora, cobíjame bajo tu manto y defiéndeme de todo mal”.

En Medio de la desesperanza y angustia por los escenarios irregulares, invoquemos su nombre; “Virgen María, haz que te amé cada día más”.

En todo momento hay que tener presente la novena de confianza a María Auxiliadora;

“Madre amable de mi vida auxilio de los cristianos, la pena que me atormenta, pongo en tus divinas manos. Dios te salve María…

Tú qué sabes mis congojas, pues todas te las confío, da la paz a los turbados y alivia el corazón mío. Dios te salve María…

Y aunque tu amor no merezco, no recurriré a Ti en vano, pues eres madre de Dios y auxilio de los cristianos. Dios te salve María…

Acuérdate, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a tu protección haya sido abandonado; animado con esta confianza, me presento a ti. ¡Oh Madre de Dios!, no desoigas mis súplicas; escúchalas y acógelas benignamente, ¡oh clemente, oh dulce Virgen María! (Pedir la gracia que se desea y rezar una Salve)”

Con estas pequeñas y sencillas oraciones, te dejamos para que tengas un encuentro con la Virgen María, y lograr los mejores momentos de conversación.

María Auxiliadora, esperanza nuestra, ruega por nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here