VIDEO: Crisis migratoria que se vive en la sur oriental debe llevarnos a ser solidarios con estos hermanos

0
571

Este vídeo aficionado, tomado por un migrante, que denuncia el cobro de un sector de la Policía Nacional, forma parte de los vejámenes que están viviendo a diario, los cientos de extranjeros que están de paso por Honduras, en su ruta hacia Estados Unidos. Sumado a esto, autoridades gubernamentales continúan cobrando cerca de 230 dólares a todos aquellos que ingresan de manera irregular, para obtener un salvoconducto que les deje circular por el país. Allan Alvarenga, director del Instituto Nacional de Migración, asevera que se revisará la ley que ampara dicho cobro.

La defensora de derechos humanos y analista en temas migratorios, Itsmania Platero, denuncia que los extranjeros en la zona oriental del país, están siendo tratados como delincuentes, con estos cobros tan onerosos.

La Policía Nacional detalló que investigará estos hechos realizados por algunos funcionarios y al mismo tiempo, dieron a conocer la operación escorpión, que busca detener a aquellos que, aprovechando la crisis, están promoviendo la trata de personas.

Kenia Zerón, integrante de la Comunidad de Acogida, en El Paraíso, colabora en la atención de los migrantes en dicho sitio, hace un llamado para ser conscientes con estos hermanos, porque el país, también produce migrantes.

Monseñor José Antonio Canales, Obispo de Danlí, está trabajando arduamente en la atención de estos hermanos y solicita al Congreso Nacional, la aprobación de una amnistía para este cobro, durante este tiempo de dificultad.

Monseñor José Antonio Canales

Los trabajos de la Iglesia en favor de los migrantes continúan, es por ello, que Sor Nyzele Dondé, coordinadora nacional de la Pastoral de Movilidad Humana en Honduras, nos recuerda el llamado que Dios nos hace en favor de aquellos forasteros, como les llama el Evangelio a quienes parten de su hogar en busca de un mejor porvenir.

Como Iglesia, se anunciará mañana, una campaña en favor de estos hermanos, para apoyarlos no solo espiritualmente, sino económicamente y así tratarlos con dignidad en este camino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí