Tuberculosis: La enfermedad de Quasimodo

0
538

En siglo XIX, la tuberculosis asediaba con crueldad al planeta, incluso, llego a ser conocida como “la gran plaga blanca”. En aquella época, específicamente en Europa, esta enfermedad era la causante de la séptima parte de las muertes; curiosamente, el dramaturgo y novelista Victor Hugo, tomó como referencia este mal para crear a Quasimodo, el icónico personaje de la novela “Nuestra Señora de Paris” y quién posteriormente saldría en novelas para niños como “El Jorobado de Notre Dame”.

La tuberculosis o TB, es causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. Esta bacteria por lo común ataca los pulmones, pero también, puede atacar otras partes del cuerpo como los riñones, la columna vertebral y el cerebro. No todas las personas infectadas, se enferman de tuberculosis. Es por eso, que existen dos afecciones relacionadas: la infección de tuberculosis latente (LTBI) y la enfermedad de tuberculosis. Ambas deben de someterse a vigilancia e implementar el cuidado respectivo para evitar su mortalidad.

Síntomas y signos

Cuando una persona con tuberculosis sin tratar tose o estornuda, envía gotas cargadas con la bacteria al aire. La forma habitual de contagio de la tuberculosis es la inhalación de estas gotas infectadas.

Esta es una serie de síntomas y signos que le pueden ayudar a detectar mejor la presencia de esta enfermedad:

  • Pérdida de peso sin una explicación.
  • Pérdida del apetito.
  • Sudores nocturnos.
  • Fiebre o escalofríos.
  • Cansancio
  • Tos (y en ciertos casos, tos con sangre).
  • Dolor de pecho.

Una persona con prueba positiva de tuberculina necesitaría hacerse más análisis para determinar si la infección solamente es latente o tuberculosis como tal.

¿Cómo prevenir la tuberculosis?

  • La OMS recomienda ampliar la aplicación del tratamiento preventivo de la TB entre las poblaciones de mayor riesgo.
  • La mayoría de las personas con tuberculosis no necesitan tratamiento en un hospital y es posible cuidarlas en el hogar. Los médicos suelen tratar la tuberculosis con antibióticos de administración oral (por boca).
  • Es importante tomar los antibióticos durante el tiempo que el médico los recete, aunque la persona se sienta bien en unas pocas semanas.
  • Los médicos tal vez traten a las personas con una infección latente y sin síntomas. Esto se conoce como terapia de prevención. Elimina las bacterias para que no puedan causar problemas de salud más adelante. La terapia de prevención más común es una dosis diaria de un antibiótico llamado isoniazida, que se toma durante 6 a 9 meses.

Para prevenir el contagio de los gérmenes que causan la tuberculosis y otras infecciones, anime a todas las personas de su familia a lavarse las manos con frecuencia, estornudar o toser con pañuelos o papel sobre el codo y usar toallas, vasos y cubiertos propios en lugares compartidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here