Tres claves de cómo vivir una verdadera Pascua

0
50

La Pascua es un tiempo litúrgico en el que se celebra que Jesucristo pasó de la muerte a la vida. Para los cristianos de hoy, es una oportunidad hermosa para dejar atrás las heridas del pasado.

En esta etapa no se puede vivir “mirando hacia fuera”, debemos hacer dentro de nosotros mismos, pequeñas “pascuas” que nos encaminen hacia la Pascua definitiva. Debemos ir renunciando a aquellas cosas que nos sumergen en la muerte para aceptar aquellas que planifican nuestra vida.

Compartimos algunas de esas “pascuas” pequeñas y corrientes que podemos poner en práctica y de esa manera crecer en la fe.

Del egoísmo a la solidaridad

Las actividades y el entorno que nos rodea nos hacen olvidarnos de los demás y centrarnos solo en nosotros mismos. Jesús nos alienta y anima a hacer la pascua de la entrega de todo nuestro ser. Este es un tiempo propicio para ocuparnos un poco más en los demás, dejemos de pensar que sólo nuestros problemas son los importantes y centremos nuestra mirada en aquellos que nos necesitan; si salimos de nosotros mismos veremos cómo es el mismo Dios quien se ocupa de nuestras cosas.

De la mentira a la verdad

Constantemente nos acobijamos en la mentira, estamos acostumbrándonos a vivir en medio de ella y cada vez nos resulta más común. En estos días de pascua estamos invitados a hacer nuestra “pascua” hacia la verdad y esto no es otra cosa que volver nuestros ojos hacia “La Verdad” que es el mismo Jesús.

De la prisa a la paciencia

Nuestros días transcurren con tanta prisa y muchas veces pasamos al lado de nuestros hermanos sin darnos cuenta de que están allí. Debemos hacer una pascua de esta relación con los demás, hagamos que a partir de ahora nada ni nadie pase por nuestro lado sin que nos demos cuenta. Demos a cada persona su lugar y su tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here