“Todo aquel que le quita la vida a otra persona no es cristiano no se engañen”

“La acción de gracias nos ayuda a conocer los dones, a reconocer el gran regalo de la vida, nadie se da la vida así mismo, la vida es ese gran regalo de Dios, que recibimos por el amor de nuestros padres y nunca vamos a valorar suficientemente el don de la vida” manifestó en su homilía dominical Su Eminencia el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, Arzobispo de Tegucigalpa.

Hoy es un Evangelio muy significativo, dijo el amor de Dios está en el origen de todos en la raíz, en la raíz de todo. por eso te doy gracias Padre, la acción de gracias nos ayuda a conocer los dones, a reconocer el gran regalo de la vida, nadie se da la vida así mismo, la vida es ese gran regalo de Dios, que recibimos por el amor de nuestros padres y nunca vamos a valorar suficientemente el don de la vida.

“No la hemos decidido nosotros aunque nos parece muy normal de existir, sostuvo “nuestra vida es un acontecimiento que pudo no haber sucedido, pensemos solemnemente en los millones de niños y niñas, abortados que se les privó el don de la vida, por eso es Dios mismo, que nos ha llamado a vivir y quiere que colaboremos con la vida, nadie le puede quitar la vida a nadie que me escuchen los gatilleros, que me escuchen los sicarios, que a diario quitan la vida a otras personas”.

Asi mimo dijo que es interesante como, aquel filosofo francés que escribió, “la peste dice, el remedio de la peste es la honestidad, cualquier parecido con la realidad hondureña se queda pequeño, el fondo de la realidad última no es la nada es el amor y por eso este domingo tengamos tiempo para darle gracias a Dios por el don de la vida, necesitamos recuperar la actitud de alabanza y acción de gracias que se ha perdido”.

Siempre podemos dar gracias continuo, aún en este tiempo difícil de la pandemia,”ojala que aún que nos sintamos agobiados, que nos sintamos nerviosos o ansiosos, nos demos cuenta que Dios camina a nuestro lado, le damos gracias al Señor, apreciemos cada día más la vida y sigamos todas las recomendaciones que nos dan para la seguridad en la salud”.

“Podemos decir que salva quien te ama, quien te ama tanto que es capaz de dar su vida por ti, este es el amor que libera profundamente en nuestra vida, todo el personal de salud que está atendiendo a tantos enfermos, tantos contagiados, todos los voluntarios no están allí por un salario, están porque aman la vida y quieren amar la vida por aquel que sufre”.

“Cuántos de estos queridos hermanos y hermanas, han dado ya su vida, los encomendamos a todos en nuestra oración llenos de gratitud y Jesús añade nadie conoce al padre sino el hijo ya quien al hijo se lo quiere revelar y el único que lo puede revelar a través de sus gestos y palabras es el Señor”.

Esta revelación dijo que el Hijo hace al Padre es de los pequeños, a los humildes, Dios ha decidido gratuitamente revelarles estas cosas y todos entendemos que bajo esta palabra estas cosas hay una clara alusión al evangelio y a su totalidad.

Su eminencia manifestó “La nueva comprensión de Dios, de su designio que se contiene en esas palabras y en los hechos de Jesús, estas cosas se refieren al camino de liberación y de vida que Jesús nos abre a todos, andamos metidos en otras cosas como nos dijo la segunda lectura de hoy, el que no tiene el espíritu de Cristo no es cristiano, aquellos que rechazan a los que están enfermos, aquellos que discriminan, aquellos que están con actitudes de soberbia, no son de Cristo, no se engañen no son cristianos, esos sentimientos no son de Cristo”.

Por otro lado añadió “Todo aquel que le quita la vida a otra persona no es cristiano no se engañen”, y continua Jesús vengan a mi todos los que están cansados y agobiados que yo les aliviaré, claro que cansa, claro que agobia el confinamiento.

“Me toca dialogar con muchas personas a través de los medios y algunos se sienten desanimados, tristes y agobiados, no busquemos a donde no vamos a encontrar, vengan todos a mí los que están cansados y agobiados que yo les aliviaré nos ha dicho Jesús hoy en el Evangelio, que bien poder escuchar hoy estas palabras de Jesús, son tres invitaciones, vengan a mí carguen con mi yugo y aprendan de mí”

Jesús nos repite hoy “vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, yo les aliviaré, carguen con mi yugo que es suave y mi carga ligera y encontrarán descanso Jesús hace referirse que el encuentro con él es verdadero descanso”.

El Cardenal recordó que entre los fariseos del tiempo de Jesús, “se hablaba de tomar el yugo de la ley, por eso Jesús invita a cambiar ese yugo de la ley , por el yugo suave y ligero de la buena noticia, ciertamente el encuentro con Jesús, nos da un verdadero descanso, pero no es evasión, no es fácil descansar cuando la insatisfacción de la tristeza, el miedo y el agobio nos inunda , podemos vivir agitados dispersos en mil cosas y problemas de la vida de hoy”.

Para concluir recomendó a todos los hondureños “tomemos conciencia esta situación va a terminar si todos en cada uno de nosotros entendemos nuestra corresponsabilidad en poner en práctica las medidas de bioseguridad, no es una broma, estamos viendo como está subiendo el numero de contagiados y tristemente el numero de los que están muriendo, cada uno, cada una colaboremos poniendo en práctica lo que se nos indica y poniendo en práctica lo que nos pide Jesús.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here