El Papa pide aplicar cese al fuego para brindar asistencia humanitaria por COVID-19

Al finalizar el rezo del Ángelus de este Domingo 5 de julio, el Papa Francisco animó a las autoridades de todo el mundo a aplicar “efectivamente” el “cese al fuego” para permitir la “asistencia humanitaria tan urgentemente necesaria” ocasionada por el COVID-19.

El Santo Padre recordó que el pasado 1 de julio “el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó una Resolución que prepara algunas medidas para hacer frente a las devastadoras consecuencias del virus COVID-19, particularmente en áreas que ya están en conflicto”.

Francisco dijo “es encomiable la solicitud de un cese al fuego global e inmediato, que permitiría la paz y la seguridad indispensables para proporcionar la asistencia humanitaria que se necesita con urgencia”.

“Deseo que esta decisión se implemente de manera efectiva y rápida para el bien de muchas personas que están sufriendo”, destacó el Papa Francisco, además añadió “que esta resolución del Consejo de Seguridad se convierta en un primer paso valiente hacia un futuro de paz”.

Después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas,

esta semana el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha adoptado una resolución que predispone algunas medidas para afrontar las devastadoras consecuencias del virus COVID-19, particularmente para las zonas ya escenario de conflictos. Es encomiable la petición de un alto el fuego global e inmediato, que permitiría la paz y la seguridad indispensables para proporcionar la asistencia humanitaria tan urgentemente necesaria. Deseo que tal decisión se implemente de forma efectiva y rápida por el bien de tantas personas que están sufriendo. Que esta resolución del Consejo de Seguridad pueda convertirse en un primer paso valiente para un futuro de paz.

Saludo de corazón a todos vosotros, romanos y peregrinos de diferentes países. Saludo en particular a los polacos: ¡bienvenidos!, y bendigo la gran peregrinación de la familia de Radio María al Santuario de Częstochowa, que tendrá lugar el próximo sábado, en el centenario del nacimiento de San Juan Pablo II, con el lema “He encomendado todo a María”. Una bendición a esa peregrinación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here