“Solo tu Señor, puedes volver la esperanza que tanto necesitamos”

En la Homilía del Señor arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa, en este Primer Domingo de Adviento, detalló que son muchos los hombres y mujeres que caminan por la vida sin rumbo y sin sentido, con el riesgo de no descubrir nunca una fuerza interior que los despierte de su indiferencia y superficialidad.

Así mismo el purpurado, pronunció, que El Señor viene constantemente a nuestras vidas y que un día va venir de manera definitiva pero sigue viniendo cada día y cada momento, “si estamos dormidos no lo vamos a ver, si huimos no lo encontraremos, solo el que permanece en vela vigilante lo encuentra,”

“Velar, vigilar, es todo a lo contrario a estar dormido”

Su eminencia adicionó “fíjense no tanto en los bienes, cuando en la actitud, estar alerta, despierto, porque el regreso del dueño puede ser improviso, El evangelio nos recuerda el verbo, velar vigilar, es todo a lo contrario a estar dormido, es una llamada a estar despierto con los ojos bien abiertos. Al igual en su mensaje el Cardenal Rodríguez, hizo hincapié de las palabras del papa Francisco, donde nos decía de dos problemas, que nos pueden mantener dormidos, “la mediocridad y la indiferencia”.

“Despertar de la mediocridad, porque el sueño puede embotar nuestra vida, y ya no importa nada, ni el poder del mal de nuestro mundo, ni la injusticia ni el sufrimiento que hay a nuestro alrededor” “Jesús insiste que debemos permanecer siempre, pero tendemos siempre al sueño a la indiferencia” señaló El Cardenal

“Corremos el riesgo de caer en la indiferencia”

El quinto arzobispo de Tegucigalpa, igual se refirió a lo que hemos vivido con el paso de estos dos huracanes, “la devastación la destrucción, no nos puede dejar indiferentes y vuelvo a decir gracias, a todo los que han sido tan generosos, aquí en esta Basílica, a los pies de nuestra Señora de Suyapa, cuanta ayuda, cuanta generosidad”.

“Pero pasada la primera emergencia corremos el riesgo de caer, en la indiferencia, ya eso pasó, No ha pasado, es la primera oración del adviento, pedíamos venir al encuentro del Señor, acompañados de la buenas obras y el papa nos recordaba son las obras de misericordia”

“Salir al encuentro del Señor, es esperar”

Al igual se refirió a la pandemia, con la espera de la vacuna “ muchos están diciendo, ojala que salga la vacuna, del COVID-19, claro que sí, pero esa no va hacer ninguna salvación, la salvación viene del Señor Jesús, si lo que se espera, es  que pronto salga la vacuna, para que volvamos atrás y pensamos que eso es volver a la normalidad, estamos equivocados, porque la normalidad, no es volver atrás, a la misma indiferencia, a la misma, mediocridad, a los mismos pecados.

Salir al encuentro del Señor es esperar una venida de salvación, me atrevo a salir al encuentro de Jesús que viene, estoy dispuesto a dejar lo que me obstaculiza, el encuentro de Jesús en este adviento, velen todos los discípulos de todos los tiempos, para que podamos descubrir la presencia, en nuestra vida, descubrir su presencia de nuestro mundo” expresó

Ya para el término del mensaje su eminencia Cardenal Rodríguez, detalló que durante este tiempo de adviento va resonar siempre, la oración, ven Señor Jesús, ven Señor, y nosotros le decimos, ven para los demás pobres, para los indefensos, para los hambrientos  de pan, para los hambrientos de justicia, ven para los que están en los refugios, esperando la caridad, ven para los que no tienen trabajo, para los que están sordos por la vida, ver parar los que están sufriendo por la pandemia y las secuelas, ver para los que somos frágiles, solo tu Señor, resucitado con tu venida, puedes volverle a este mundo la esperanza que tanto necesitamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here