Sin mamógrafos, mujeres hondureñas luchan contra el cáncer de mama

Es vital que las autoridades del país suplan de estas máquinas a los hospitales públicos, para lograr hacer diagnósticos tempranos que salven la vida de decenas de mujeres.

0
176

Al escuchar la palabra cáncer de mama, pueda que el miedo se apodere del interior en nuestra alma y se llene de incertidumbre disfrazada de algo que se nos ha infundido erróneamente, llegando a pensar que esto es una sentencia de muerte. Pero la ciencia confirma que si este diagnóstico se da tempranamente, la enfermedad puede ser solo un capitulo pasado en la historia
de cualquier persona.

Existen profesionales en nuestro país que dedican su vida al estudio de esta enfermedad y nos alertan que ha cambiado en su comportamiento. Una de las doctoras más reconocidas en nuestro país y quien se ha encargado de salvaguardar la vida de miles de mujeres que llegan con el corazón hecho pedazos llevando entre sus manos un diagnóstico positivo de cáncer, es la doctora Lía Bueso, presidenta honoraria de la Fundación Hondureña de Lucha contra el Cáncer de Mama (FUNHOCAM).

Cifras

La doctora Bueso manifiesta que el comportamiento de esta enfermedad, lastimosamente ha avanzado de una forma exorbitante en nuestra Honduras y las cifras son realmente lamentables. “En el país se presentan, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 1280 nuevos casos por año y la mortalidad es bastante alta, porque sus diagnósticos son tardíos, ese es el gran reto a vencer a nivel mundial”, destacó la experta.

Por otra parte, la especialista enfatizó que la pandemia impactó, no solo en Honduras sino a nivel mundial en relación a los índices del cáncer de mama, ya que tanto los países desarrollados como los de en vías de desarrollo se vieron afectados, porque el temor al virus, hizo que muchas mujeres no se realizarán una evolución, aún y cuándo detectaron una masa en sus senos y ahora tienen un diagnóstico tardío. “Esto yo lo vi en mi practica privada y es lamentable, porque se pudieron ganar años de vida”, dijo.

Carencias

En nuestro país, uno de los grandes retos que se tienen es el de brindar un diagnóstico oportuno, porque este no existe. Bueso destaca que “debemos de buscar un tratamiento no solo oportuno sino óptimo y enfocar políticas de salud adecuadas a las que la población tenga acceso”.

En la capital del país, FUNHOCAM trabaja estrechamente con el Hospital San Felipe y existe otros hospitales que realizan exámenes este tipo de diagnóstico. El Centro de Cáncer Emma Romero de Callejas también realiza una enorme labor, pero estos lugares son insuficientes para la población que quizás vive en aldeas, caseríos, montañas y que a veces se traslada a la capital y se encuentran que en los hospitales públicos los mamógrafos están averiados, o necesitan trámites engorrosos y que implican tiempo que deben ganar para salvar sus vidas.

Casos Otro de los doctores que tiene una amplia experiencia tratando a miles de pacientes en el Centro de Cáncer Emma Romero de Callejas, es el médico Genaro Aguilar. Él coincide con las cifras que la doctora Bueso apunta pues aduce que “Este cáncer ocupa el primer lugar a nivel del mundo. Para este año el en país se esperan 1350 nuevos casos, según las estimaciones que hacen los organismos internacionales, pues aquí no llevamos un recuento acumulado” dijo y agregó que “en Honduras se diagnostica un promedio de 4 a 5 casos diarios de cáncer de mama”.

Según el doctor Aguilar, el promedio de edad en que inicia el cáncer de mama en el país es a los 39 años, pero también se han visto casos en donde se ha ido bajando el rango de edad. Razón por la que el galeno recomienda que la mujer se haga su primera mamografía a los 35 años y luego un año de por medio hasta llegar a los 40 años, después de esto, se recomienda una vez cada año.

El galeno aduce que las mujeres tienen que perder el temor de un autoexamen y deben estar alerta a los signos como una pequeña “bolita”, cambios en la mama o el pezón y secreciones o enrojecimiento. “Esto indica que algo no anda bien y que debemos ir a un médico quien indicará el examen apropiado”, expresó Aguilar.

Es por ello, que es importante perder el miedo, porque el COVID-19 ya no es un desconocido para la población. Las vacunas y el autocuidado con las medidas de prevención evitan el contagio, en cambio si usted espera en casa, el cáncer de mama si tocará su ser y quizá ya sea tarde cuando decida buscar ayuda. De igual forma, las mujeres merecen que este examen tan básico para salvar su vida esté a su alcance. El doctor Aguilar finaliza diciendo que “es lamentable que hijos se queden sin madre y por falta de una máquina que les dé un diagnóstico que sea la puerta para un tratamiento adecuado”.

1 Meta
Según la OMS, se ha propuesto como meta de reducir para el año 2040 un 2.5 por ciento de casos de cáncer de mama y esto equivale a salvar la vida de 2.5 millones de mujeres.

2 Alerta
La doctora Lía Bueso confirma que en Amé- rica Latina el cáncer de mama aparece más tempra- namente y el 50 por ciento de todos los casos se da antes de los 50 años, incluso, mujeres de 20 años ya presentan esta enfermedad.

3 Riesgo
La obesidad, la falta de ejercicio, el consumo excesivo de alcohol (que ahora ha aumentado en las mujeres), son factores de riesgo para que las mujeres padezcan de cáncer de mama.

El “arma de oro” para salvar su vida

El cáncer de mama es una enfermedad en la cual las células del cuerpo se multiplican sin control. Con la excepción del cáncer de piel, este tipo de cáncer es el más común en las mujeres. Existe un examen poderoso que puede salvar vidas y es la mamografía, catalogada por los médicos como el “arma de oro” para conservar a un ser. Este consiste en una imagen de la mama tomada con rayos X. Los médicos usan las mamografías para buscar signos de cáncer de mama en sus etapas iniciales. El tratamiento para tratar el cáncer de mama puede hacerse de varias maneras. Esto depende del tipo de cáncer de mama y la gravedad.

2020

Año en el que según la doctora Lía Bueso, conforme a un estudio que ella conoce a través de Globocam, Honduras aparece con 1285 nuevos casos, que es el 25.6 por ciento. Este desplazó al cáncer de cérvix con alrededor de 800 que es el 15.6 por ciento y el tercer lugar el cáncer de tiroides que son un promedio de 336 nue- vos casos que es apenas el 6.2 por ciento de todos los cánceres femeninos.

Lía Bueso – Presidenta honoraria FUNHOCAM

• “El gobierno tiene que hacer un diagnóstico de todos sus centros de salud y hospitales a nivel regional, para que puedan colocar varios mamógrafos, porque en San Felipe no se cuenta con este instrumento, y el Hospital Escuela solo hace cuatro mamografías porque el aire acondicionado está malo y se puede dañar el mamógrafo, además, los que hay en Ciudad Mujer están en mal estado, y esto lo sabe le gobierno, sé que vienen iniciando, pero confío en que la presidenta Castro, siendo mujer va a tener una mejor identidad de esta situación y espero que pueda preocuparse para hacer una compra masiva de mamógrafos para todo el país”.

Genaro Aguilar – Médico Centro Cáncer Emma Romero Callejas

• “Comprobamos que la pandemia nos afectó fuertemente, en primer lugar disminuyó el número de mujeres que venían a acerse el examen de la mamografía y en segundo lugar las que ya tenían diagnosticado el cáncer y estaban en tratamiento desde hace algún tiempo, descuidaron totalmente este proceso, eso se traduce en que los cánceres llegaron en estadios más avanzados, ahora estamos volviendo a retomar esos tratamientos pero sabemos que hay mujeres que debido a esto se complicarán y les costará su recuperación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here