Siete años como basílica, la reafirman como casa maternal de Honduras

0
32

El nombramiento pontificio al santuario nacional sigue haciendo eco en toda la gran labor pastoral de la parroquia de Suyapa tanto en el santuario pequeño, así como en el templo San Judas Tadeo y en la propia basílica, sitios donde se puede sentir la presencia viva del Señor y de Santa María.

El epicentro de la fe mariana hondureña, sin duda es la Basílica de Suyapa, por lo que su rector, el padre Carlo Magno Núñez, expresa que desde este lugar de oración se irradia amor y espiritualidad a todo el pueblo hondureño, esta afirmación, se confirma al solo ingresar al santuario, “La basílica cumple a cabalidad con estar abierta a todos los fieles, sin distinción”, detalla el presbítero Magno, quien además expone que “el Señor bendiga esta obra buena y que siga cumpliendo el propósito de llevar paz a todos los que la visitan”. En siete años, la
Basílica de Suyapa se ha visto remozada y transporta al fiel a una experiencia espiritual gracias a servidores, cantores, sacerdotes y las autoridades de la Iglesia Católica en Honduras.

Aquí no hay descanso y la pastoral es constante, así lo afirma Marizela Turcios, servidora y coordinadora de Cáritas Suyapa, quien explica que “Son muchos los frutos, sobre todo las eucaristías que a diario se celebran, el contar con un cuerpo de sacerdotes disponibles para ofrecer al pueblo los sacramentos, es gratificante”, este incremento en la atención pastoral es notorio y Turcios aporta que se ha avanzado en lo cultural, en infraestructura, pero también en obras sociales, llegando a más personas que están en las periferias, vulnerables socialmente. “Debemos sentirnos orgullosos por estos siete años”, culminó diciendo esta servidora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here