“Si somos testimonio y obedientes en esta reapertura podemos ser testimonio para los demás”

En la homilía de este lunes 8 de junio en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa, el Padre Rodolfo Varela se refirió a la etapa que de la reapertura en el país, “el Señor siempre nos va a cuidar, pero nosotros tenemos que poner de nuestra parte, porque estamos viviendo con zozobra y miedo y con cierto rechazo a esta reapertura en todo el país, a nivel económico y a nivel de Iglesia.”

El sacerdote recomendó a los que están en casa, y a los colaboradores de Suyapa Medios, leer en el Semanario Fides el artículo que trae los seis puntos de porque nosotros no hemos sabido vivir una buena cuarentena.

“Uno de esos puntos importantes” sostuvo, “es la desobediencia, porque hay bastante rechazo a esta reapertura, porque hemos sido desobedientes, no hemos sabido guardar distancia, no hemos sabido guardar la cuarentena o mejor dicho no hemos querido, allí entra la desobediencia.”

“El Señor me cuidará pero yo tengo que poner de mi parte, yo se que literalmente no la va a encontrar en la Biblia, pero si la va a encontrar entre líneas aquel dicho famoso, Dios te dice has tu esfuerzo que yo te ayudaré, hagamos el esfuerzo de hacer bien las cosas.” recomendó.

El presbítero se preguntó ¿Que nos toca hacer hoy como Iglesia que estamos reabriendo ciertos templos? “Ser testimonio para la sociedad, si no se ha podido, si no ha habido testimonio de parte de muchos a la hora de guardar los protocolos de bioseguridad hoy nos toca a nosotros enseñarle a Honduras como se viven estos protocolos de bioseguridad”.

Más adelante señalo “si nosotros somos testimonio si somos obedientes durante esta reapertura podemos ser testimonios para los demás y demostrar que los cristianos católicos si sabemos obedecer, si sabemos llevar las medidas acabo y es que en la obediencia esta la medición y esto se viene repitiendo desde el inicio de la cuarentena no ha hecho caso el pueblo hondureño, nosotros por favor hagamos caso y seamos testimonio para los demás”.

Para concluir el padre Rodolfo se refirió al dicho conocido “las palabras dicen que convencen, pero el testimonio arrastra, pero parece que ahora no han convencido en la sociedad que es nuestro testimonio el que arrastra a los demás ser obedientes, confiando en el Señor que siempre nos cuidará y nosotros poniendo de nuestra parte no olvidemos Dios dice has tu esfuerzo que yo te ayudaré”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here