San Miguel Arcángel: Más de 5 siglos de devoción en Tegucigalpa

El respeto por el “príncipe de las milicias celestiales”, ha movido la fe en esta zona pastoral de Honduras

0
192

Con más de cuatro siglos documentados, la capital hondureña, Tegucigalpa, se resguarda al cuidado de San Miguel Arcángel, del cual recibe su primer título “Real de Minas de San Miguel de Tegucigalpa”, un 29 de septiembre de 1578; es notorio el arraigo de la figura patronal de San Miguel en la ciudad y la importancia que, en la actualidad, sigue teniendo para los capitalinos.

Presencia

Al hablar de Tegucigalpa, es imposible no mencionar la figura del Arcángel Miguel, por lo que el historiador Nelson Carrasco, menciona que ‘’Antes, la devoción y patronazgo era hacia la Inmaculada Concepción, pero en 1765 se empieza la construcción de la Iglesia en honor a San Miguel, surgida en el auge minero a finales del siglo XVIII”.

Es desde este momento, que se encomienda la ciudad a la protección del arcángel, inscripción que puede visualizarse en el arco de la entrada principal de la Catedral Metropolitana, Iglesia que devela toda la relación que el patrono de Tegucigalpa tiene con su pueblo, así lo explica Carrasco, al decir que “la función de San Miguel es ser el guardián de la Virgen María, representada en la Inmaculada Concepción del retablo mayor”. La figura del arcángel está tan arraigada en la capital, que es parte del escudo de la municipalidad del Distrito Central. Conociendo los inicios de la devoción a San Miguel en Tegucigalpa, es posible comprender lo que genera en la feligresía.

Influencia

Para la población católica de la capital de Honduras, San Miguel Arcángel es visto como su patrono, pero más como un aliado en la cotidianidad. El padre Juan Carlos Martínez, párroco de la comunidad San Miguel Arcángel, Catedral de Tegucigalpa, opina que “En la espiritualidad de la feligresía toma un papel muy importante al tenerlo presente en todos los acontecimientos de su vida, a él le piden protección, liberación e intercesión, además le agradecen los favores concedidos”.

Testimonios

Con más de 105 años de servicio, la arquidiócesis de Tegucigalpa ha caminado bajo la guía de Dios, el amparo de la Virgen de Suyapa y el impulso de San Miguel Arcángel. Quien ha dedicado gran parte de su vida al servicio pastoral, es Ana Morales, administradora de la Catedral Metropolitana, quien expresa que “Ha sido para mí una bendición estar aquí, hemos hecho equipo de trabajo completo con los compañeros y también con los sacerdotes que han servido en esta comunidad”. La satisfacción por el servicio prestado a Dios y a San Miguel, es notorio en Morales, quien además afirma “estar feliz y gradecida con Dios y con nuestro patrono”.

Respecto al fervor que el capitalino muestra por su santo patrón, Ana Morales, considera que “la devoción a San Miguel ha sido siempre fuerte, en tiempos normales y mucho más en su novena”, agregando que es impresionante contemplar a este guerrero al frente del altar, cuidando y protegiendo a toda la Iglesia, mencionó Morales. Tegucigalpa entera, se ampara al cuidado de San Miguel y es tal el arraigo, que las actividades en torno al aniversario de la ciudad, son impulsadas por su figura. Parroquia San Miguel, Catedral de Tegucigalpa.

El templo mide unos 60 metros de largo, 11 de ancho y 18 de altura, tiene una sola nave abovedada y su cúpula alcanza los 30 metros de altura. La obra fue dirigida por el arquitecto José Gregorio Quiroz, de origen guatemalteco e inaugurado por fray Antonio de San Miguel en 1782.

San Miguel Arcángel y su impacto integral en la ciudad de Tegucigalpa

Como un verdadero custodio y protector, la imagen de San Miguel Arcángel ha visitado cada comunidad parroquial de la Arquidiócesis de Tegucigalpa en diversas ocasiones, la más actual y una de las recordadas con cariño, fue la suscitada en tiempo de sínodo en esta iglesia particular. El año 2016, significó un extenso pero muy devoto recorrido, que, junto a la Virgen de Suyapa, San Miguel realizó en cada zona pastoral de la diócesis, desbordando la fe del pueblo católico que acudió a él como amigo y defensor. En la parte social, Tegucigalpa cuenta con mercados, pulperías, negocios y otro tipo de establecimientos bajo la figura del patrono de la ciudad, sin contar la parroquia madre de Honduras, la Catedral Metropolitana, que está bajo su patronazgo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here