San Juan Pablo II el Papa que confiaba en la juventud y la amaba

0
163

San Juan Pablo II  se convirtió en el papa 264 de la Iglesia católica y soberano de la Ciudad del Vaticano desde el 16 de octubre de 1978 hasta su muerte en 2005.​ Fue canonizado en 2014.

En 1985, Juan Pablo II escribe una Carta Apostólica a los jóvenes del mundo entero y anuncia, el 20 de diciembre, la institución de la Jornada Mundial de la Juventud.            

En la Carta Apostólica hace referencia a la juventud como crecimiento  refiere que a  la luz de todo lo que se ha dicho hasta ahora sobre este tema, el crecimiento en edad se refiere a la relación natural del hombre con el tiempo; este crecimiento es como una etapa ascendente en el conjunto del pasar humano.

A todos vosotros, queridos jóvenes amigos, deseo precisamente tal «crecimiento». Puede decirse que por medio de éste la juventud es precisamente la juventud. De este modo ella adquiere su característica propia e irrepetible. De este modo ella llega a cada uno y a cada una de vosotros, en la experiencia personal y a la vez comunitaria, como un valor especial. Y de manera parecida, ella se consolida también en la experiencia de los hombres adultos, que ya tienen la juventud detrás de sí, y que de la etapa «ascendente» van pasando a la «descendente» haciendo el balance global de la vida.

Muchos jóvenes recuerdan a Juan Pablo II como el Papa que confiaba en la juventud y la amaba; con una personalidad muy rica dotada de un carisma especial para congregar a los jóvenes de todo el mundo.

Durante la XV Jornada mundial de la juventud el  de abril de 2001 Juan Pablo II dio  gracias a Dios y gracias y a los  amadísimos jóvenes amigos a quienes saludo con afecto.

En este encuentro también expreso  a los jóvenes no tener miedo y no os sintáis solos. Junto a vosotros están vuestras familias, vuestros educadores y vuestros sacerdotes. También el Papa está cerca de vosotros. Y, sobre todo, está cerca de vosotros Jesús, el primero en obedecer a la voluntad del Padre y permitir que lo clavaran en la cruz para redimir al mundo. Como recordé en el Mensaje para la Jornada mundial de la juventud, que celebraremos el próximo domingo, el camino de la cruz es la senda que él nos propone.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here