San José, modelo de paternidad para Jesús

Darwin Jeovany Caballero Oliva.

0
316

Al dirigirnos a San José encontramos un hombre extraordinario, que se entrego a Dios en su vocación de padre y protector.

Su vida da testimonio inquebrantable de su fe y obediencia a Dios, cumpliendo su Santa voluntad. Es por ello que juega un papel muy importante en el plan de la salvación, convirtiéndose así en el guardián del redentor, nos decía el papa san Juan Pablo II.

San José padre adoptivo de Jesus, la paternidad perfecta de Dios, es por eso que San José es elegido para que cumpliera fielmente su papel de amar, proteger y proveer para la sagrada familia, siendo este un hombre de fe inspirado por la gracia.

Siendo un hombre humilde con una profesión para mantener su familia, la cual Jesús admiraba tanto, pues era el modelo de padre a seguir, es por ello que San José le enseño su trabajo y Jesus aprendió las habilidades de un carpintero a lado de él. San José se sentía orgulloso de ver como su Hijo adoptivo crecía en sabiduría y en edad.

Ser un padre significa amar, ser un hombre cariñoso para con su hijo, transmitir seguridad, profesar una fe, darle una educación, un hogar, alimentación. Y  es esto lo que San José le da o mas bien le hereda a Jesús esa parte humana esa figura de padre ese sentimiento paterno ese amor puro y sincero es ahí donde Jesús aprende a ser humano, es ahí donde aprende a ser hombre, es ahí donde se siente seguro y es ahí donde tiene con quien desahogarse y en quien tener esa confianza de sacar sus sentimientos.

Detrás de la persona de Jesús se esconde ese hombre silencioso, ese hombre paciente, humilde de corazón puro y casto, esa figura paterna que lo moldeó mientras crecía, lo acompaño en los momentos mas importantes, como la presentación de Jesús, ademas fue el quien le dio el nombre de Jesús mandado directamente de Dios a través de un ángel.

Este Hombre justo es San José. Verdadero padre de Jesús en la tierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here