San Agustín es el faro que conduce a quienes buscan a Dios

Este doctor de la Iglesia guía las búsquedas constantes del ser humano, incluyendo ese deseo de encontrar al Señor

0
438

Para San Agustín, el discernimiento, la revisión, la examinación de nuestros actos, es de suma importancia, pero también enseña a ir siempre en camino, definir un rumbo determinado y siempre fijar la mirada en el Señor.

Encuentro

Conocer la vida de San Agustín, es vital para que el cristiano comprenda que el arrepentimiento y la vida cerca de Dios es posible en cualquier momento, así lo piensa el padre Rodolfo Varela, presbítero hondureño realizando estudios en el extranjero, al aducir que “Este santo, es el mejor ejemplo de que la conversión se puede dar a cualquier edad e incluso después de haber vivido en el mundo y para el mundo”. El santo de Hipona, es sin duda alguna, el ejemplo de que el cristiano siempre está en búsqueda del Señor.

Conocer

La vida de San Agustín, no siempre fue llena de santidad, de hecho su juventud estuvo cimentada en el libertinaje y el desenfreno, pero una llamada del Señor le llevó al bautismo para su conversión. El padre Rodolfo, explica que Agustín “se convierte después de haber pasado por varias sectas, de haberse puesto en lugar de Dios, él pecaba de soberbia, lujuria, embriaguez y cuando conoce al Señor se produce un cambio radical”, Es de destacar en el libro de las confesiones del santo que “su conversión no se da de la noche a la mañana, él comenta cómo le costó dejar esos pecados recurrentes que cometía”. Agustín, nos enseña a la constante búsqueda de Dios, de sus designios, de su voluntad y al encontrarlo, experimentar las gracias que se conceden.

1 Aceptación

San Agustín nos enseña que somos poca cosa ante el Señor, pero que aun así, valemos para su obra de instaurar el reino en la tierra, por lo que reconocer el papel que jugamos, es muy importante.

2 Lugar

En su camino de conversión, el santo quiso colocarse más alto que el Señor y sacarlo de su vida. Es importante dar el lugar que merece Dios para que haga su plena voluntad en nosotros.

3 Cambio

San Agustín, es un fiel modelo de que cuando encontramos a Dios, nuestras vidas toman un giro diferente y mejora nuestras relaciones personales. La conversión es reflejo del hallazgo de Dios.

San Agustín fue bautizado a los 33 años

En el año 387, ya con la madurez que los 33 años dan, San Agustín recibe el bautismo y reafirma su conversión, denotando que la búsqueda de Dios no tiene límites de tiempo ni de espacio. Después de la muerte de su hijo, el Señor lo llamó al sacerdocio y posterior al episcopado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí