S.E Óscar Andrés Cardenal Rodríguez: “¿vale la pena vivir acumulando y terminar en una cárcel el resto de sus vidas?”

En la homilía para este domingo el Arzobispo capitalino, inició reflexionando sobre el papel que tiene la familia en la sociedad hoy en día, y cómo está siendo atacada.

0
246

Este domingo día del Señor, en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa, Su Eminencia Óscar Andrés Cardenal Rodríguez, dio paso a la apertura del mes dedicado al matrimonio y la familia, labor pastoral que nace desde 1980.

Así mismo, se reconoció la labor que realiza La Compañía de Jesús, en el mundo, en especial pidiendo por el Santo Padre, el Papa Francisco.

En la homilía para este domingo el Arzobispo capitalino, inició reflexionando sobre el papel que tiene la familia en la sociedad hoy en día, y cómo está siendo atacada.

“Guárdense de toda clase de codicias” hemos escuchado en el evangelio, siendo una advertencia del mismo Señor Jesús.

Siendo ese deseo de tener siempre más, e ir acumulando riquezas, la imagen del rico, es como el reflejo de una sociedad del individualismo.

El materialismo, el rico habla de almacenar, acumular, lo que se convierten en personajes de la parábola, siendo parte de la cultura del bienestar.

“Es aquí cuando comenzamos a vivir llenos, pero vacíos” dijo el Cardenal Rodríguez.

“El Señor manda esta parábola para que nos alejemos de toda clase de codicia, no se puede ocultar que vivimos en una sociedad llena de codicia, olvidando los mandamientos, ¿vale la pena vivir acumulando y terminar en una cárcel el resto de sus vidas?”, reflexionó y se preguntó el Arzobispo de la arquidiócesis de Tegucigalpa.

Esto, hizo recordar los procesos de extradición que se han dado en el país centroamericano, siendo un territorio de producción y tráfico de sustancias ilícitas.

Y luego recordó “los coros de Nueva York”, donde hondureños con el fin de reducir sus penas van señalando a otros vinculados con la narcoactividad.

De igual manera, se mencionó cómo familias se dividen por el materialismo y las herencias acumuladas, dejando heridas en el núcleo social, convirtiendo el dinero en un “dios”.

“Hoy vale la pena que nos preguntemos ¿Dónde está tu tesoro? Es por eso la importancia de la familia, más vale una familia llena de amor y no de riquezas”, señaló Su Eminencia.

Terminando la reflexión con una invitación para vivir un mes en familia, celebrándolo con amor verdadero, siendo el tesoro real, y no con riquezas que el mundo y la sociedad ofrece.

En este domingo el Cardenal Rodríguez, fue acompañado por el Presbítero Juan Carlos Martínez, quien es el responsable de la Pastoral Familiar en la Arquidiócesis de Tegucigalpa, así como del Rector de la Basílica Nuestra Señora de Suyapa, Carlo Magno Núñez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here