¿Qué hay detrás de la figura de San Judas Tadeo?

Un santo de arraigada devoción que guarda en sí diversos significados que acrecientan la esperanza

0
2427

En octubre se conmemora una de las devociones más grandes de todo católico que es al Santo Rosario, pero ya casi para finalizar el mes, precisamente el día 28, recordamos una de las expresiones de la religiosidad popular más fuertes, no solo de nuestro país, sino del mundo entero y es el día dedicado a San Judas Tadeo. Este santo, arraiga mucha devoción entre quienes se refugian en sus manos para poder, a través de su intercesión, recibir favores.

San Judas es muy popular ya que, según lo manifiestan decenas de fieles, es considerado el patrón de las causas difíciles, el que ayuda a obtener trabajo y también muchos le adjudican su intervención para tener una economía sana.

Este santo recibe la veneración, en buena medida, de las clases marginadas, jóvenes en una buena proporción y especialmente los obreros.

Significado

Su representación generalmente está acompañada de elementos muy característicos como un manto verde, un medallón, una flama encima de su cabeza y un garrote. Cada uno de ellos tiene oculto un significado especial y a continuación te lo revelamos.

Fuego sobre su cabeza

Es la representación del Espíritu Santo descendiendo sobre él y los otros discípulos de Jesús, de acuerdo con lo que mencionan
en el capítulo dos del libro Hechos de los Apóstoles.

Manto verde

El verde es un color que en muchas ocasiones simboliza la esperanza y por eso su manto es de esa tonalidad. A San Judas Tadeo
también se le conoce como el Santo Patrono de la Esperanza.

Medallón

La historia cuenta que cuando el rey Abgaro V enfermó, le pidió a Tadeo que buscara a Jesús para que lo curara. Cuando este último se
enteró del asunto, se secó con un paño y se lo entregó a Tadeo para que se lo llevara con el soberano, quien recuperó su salud, pero en la toalla quedó impreso el rostro de Jesús, mismo que aparece en la efigie que cuelga en la imagen de San Judas.

Garrote

Simboliza el martirio que sufrió al momento de su muerte, pues fue golpeado con uno antes de ser degollado con un hacha. Judas Tadeo fue, según diversos textos neotestamentarios (Evangelios, Hechos de los Apóstoles), uno de los discípulos de Jesús de Nazaret, que formaba parte del grupo de «los doce» apóstoles. Se le menciona en los Evangelios como “hermano de Jesús”.

Intercesión

El presbítero Orvin Morales, vicario en la Catedral Metropolitana, hace ver que “Esta devoción a San Judas Tadeo es muy arraigada en nuestro pueblo, eso sí, se debo decir como sacerdote que nunca la devoción debe superar el amor a nuestro Dios, pero si la
gente llega a los templos donde está expuesto y enciende una vela en acción de gracias por su intercesión o quizá pidiéndole que le colabore con algún favor, bajo su intercesión”. Morales apunta que “el medallón que tiene en su pecho nos llama a Jesucristo, pues se cree que él fue su primo, tanta es la devoción a él que el Vicario de nuestra Arquidiócesis el padre Carlo Magno tuvo a bien de erigir el templo a la par de la Basílica de Suyapa, donde miles de fieles llegan devotamente a visitarle”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí