Papa Francisco llega a Chipre: “Es necesario anunciar el Evangelio con paciencia y sobre todo a las nuevas generaciones”

0
756

El Papa Francisco ha comenzado su visita por Chipre, ha llegado hoy llevando su esperanza a este país. El Sumo Pontífice a su llegada al aeropuerto fue recibido por un banda musical, que entonó melodías bajo un sol resplandeciente. Un grupo de niños sostenía una bandera del Líbano y gritaban a una voz ” Bienvenido Papa Francisco” ” Le queremos, Papa Francisco”.

Para comenzar sostuvo una reunión en la Catedral Nuestra Señora de la Gracia, en Nicosia con los sacerdotes, religiosos y religiosas, diáconos, catequistas, asociaciones y movimientos eclesiales de Chipre. Luego de esto tuvo, un Encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático.

Allí una de las religiosas que hace su trabajo en Chipre le dijo al Santo Padre “La mayoría de nuestro trabajo consiste en al educación de las futuras generaciones, queremos crear una sociedad más humana y respetuosa de la diversidad cultural, en nuestra misión está inspirada en Su Santidad en ir a las periferias, a pesar de los obstáculos y dificultades con la ayuda de la Divina Providencia continuamos con la misión de difundir el Evangelio haciendo que la Palabra de Dios sembrada por los apóstoles Bernabé y Pablo sea fructífera y vibrante en Chipre hoy”.

El Santo Padre al dirigirse a los allí presentes dio primeramente las gracias a las Religiosas que trabajan en Chipre por la obra educativa que llevan adelante en la escuela, a la que asisten tantos jóvenes de la Isla lugar del encuentro diálogo y aprendizaje del arte de construir puentes” dijo, “Comparto mi alegría al visitar esta tierra caminando como peregrino tras las huellas del gran apóstol Bernabé hijo de este pueblo intrépido anunciador del Evangelio pasando por las nacientes comunidades cristianas veía como actuaba la gracia de Dios y se alegraba de ello exhortando a todos a que permanecieran unidos al Señor con firmeza de corazón” apuntó.

“Vengo con el mismo deseo, ver la gracia de Dios obrando en su Iglesia, alegrándome por las maravillas que el Señor obra y exhortándolos a perseverar siempre, sin cansarse, sin descansar, sin desanimarse nunca”, aseguró.

“No hay ni debe haber muros en la Iglesia Católica, es una casa común, quién hace la unidad, pues el Espíritu Santo el que puede entender que entienda”, también acotó “Es necesario anunciar el Evangelio con paciencia y sobre todo a las nuevas generaciones, a ustedes hermanos obispos quisiera decirles que sean pastores pacientes en la cercanía, no se cansen nunca de buscar a Dios en la oración, a los sacerdotes quisiera decirles sean pacientes con los fieles, siempre dispuestos a animarlos como ministros incansables de la misericordia de Dios, nunca jueces severos siempre padres amorosos” destacó.

“La fraternidad en la Iglesia se puede discutir sobre visiones, sensibilidades, en la cara con dignidad sin discusiones, en la cara con sinceridad en muchos casos ayuda es un medio de cambios, pero recordemos siempre que o se discute para hacerse la guerra, para imponerse sino para expresarse y vivir la vitalidad del Espíritu que es amor y comunión, se discute pero seguimos siendo hermanos, la discusión de la madre Iglesia en el que sus hijos discuten son discusiones fraternas”.” Aquí en Chipre existen tradiciones diferentes pero no debemos sentir la diversidad como una amenaza contra la identidad o preocuparnos”, acotó.

Después de estas palabras pronunciadas en una reunión en la Catedral Nuestra Señora de la Gracia, en Nicosia con los sacerdotes, religiosos y religiosas, diáconos, catequistas, asociaciones y movimientos eclesiales se reunió con las máximas autoridades de este país. “Para mi es importante recorrer los pasos de los grandes misioneros en particular de los santos: Pablo, Bernabé y Marcos, pues me reúno con ustedes para caminar con ustedes con el deseo de que la Buena Noticia del Evangelio lleve desde aquí a Europa un alegre mensaje en el signo de las bienaventuranzas, no dejemos que prevalezca el odio, que Dios bendiga a Chipre”.

De esta manera concluyó el primer día de la visita del Papa Francisco a Chipre de su viaje apostólico denominado el consolarnos unos a otros en la fe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here