“No te olvides de los pobres” es el consejo lleno del Espíritu Santo que renueva la Iglesia

Esas palabras inspiradas por Dios impulsaron al Papa para tener un pontificado misericordioso

0
193

Susurrando al oído del nuevo Pontífice electo, el cardenal Claudio Hummes sembraba en el corazón del cardenal Jorge Mario Bergoglio lo que definiría y marcaría el camino que el nuevo Sucesor de Pedro debería transitar dando inicio por su nombre, en ese momento el nuevo Vicario de Cristo se sintió inspirado y tomo la decisión de tomar por nombre Francisco recordando al pobre de Asís quien dejando sus riquezas decidió abrazar la pobreza.

Pobres

“¡Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres!”, ha confesado el Santo Padre al explicar por qué eligió su nombre, inspirado en San Francisco de Asís. “El hombre de la pobreza, el hombre de la paz”. Y es que, estas palabras que resonaron en el corazón de Sucesor de Pedro, es consistente con la vida del Cardenal Hummes quien durante su paso por la tierra decidió vivir de la forma más parecida a los pobres de Brasil.

El Señor Jesús nos dijo “a los pobres los tendrán siempre” siempre y por donde estemos encontraremos al necesitado tanto material como espiritual. Es por ello, que Pablo César Pérez, integrante del movimiento Juan XXIII, nos recuerda que, “Nos corresponde como cristianos católicos cumplir personalmente con el cuidado de mi hermano que padece necesidad, este ejemplo el Papa Francisco nos lo ha demostrado conviviendo con los pobres del Vaticano, celebrando con ellos la Navidad o visitando las cárceles”.

El mismo Señor Jesús en las escrituras, recuerda que “Cuando lo hicieron con uno de estos conmigo lo hicieron”. El padre Tony Salinas, párroco de la comunidad San Juan Bautista en Ojojona, explica que, en las escrituras, los pobres son quienes solo tenían una esperanza, la que viene del propio Dios. Para ello, se debe estar vaciado de todo apego como ser el tener, el poder o el placer. “Los ricos, los hartos, los satisfechos, los poderosos están demasiado llenos de sí y de las cosas que no permiten que la buena semilla florezca” detalló.

Dichosos los pobres de Espíritu

El diácono permanente Javier Suazo, explica que seguramente al Santo Padre le vino a su mente la imagen de Cristo Crucificado y su sufrimiento por nosotros los pobres de espíritu, pobres en obras y especialmente por los pobres olvidados. El Santo Padre ya contaba con una inmensa experiencia vivida con los pobres de su querido país Argentina, pero seguramente estas palabras del cardenal Hummes le terminaron de confirmar cuál sería su camino al inicio de su pontificado, el de caminar en favor y al lado de los pobres, lo cual manifiesta y nos los hace saber mediante su pensamiento social en la encíclica Fratelli Tutti, donde nos deja ver el amor fraterno desde una dimensión universal reflexionando sobre los problemas actuales en la cual se nos pide reaccionar a un sueño nuevo de “fraternidad y de amistad social”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here