Monseñor Teodoro: “Qué este mes sea un tiempo para testimoniar nuestra fe”.

0
124

En Homilía de este domingo 2 de octubre, monseñor Teodoro Gómez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis, hizo énfasis del mensaje de su eminencia Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, donde hoy se nos pide que aumentemos la fe, haciendo hincapié esas palabras de Lucas 17,5-10

“Esta es la oración de los primeros discípulos a Jesús. Los discípulos están sinceramente interesados en seguir a Jesús y en poner en práctica sus exigencias. Cualquiera de nosotros habríamos hecho la misma petición con toda sinceridad. No tanto por buscar un poder excepcional, sino con el deseo de liberarnos de nuestros miedos, de vencer nuestras resistencias y de lograr llegar a ser audaces en el seguimiento de Jesús.

“Señor, auméntanos la fe” ¿No será esta la oración que hemos de hacer los cristianos de hoy? “Auméntanos la fe” porque continuamente nos desviamos de tu Evangelio: ocupados en escuchar nuestros miedos y nuestras inseguridades no acertamos a escuchar tu voz ni en nuestros corazones ni en nuestras comunidades y por eso no somos capaces de escuchar la voz de Dios” expresó

Además, monseñor Teodoro, agregó, que si tuviéramos fe como un granito de mostaza. ¡Qué pequeño es el granito de mostaza! Pero, a veces, nuestra fe es mucho más pequeña. No terminamos de confiarnos a Dios, de abandonarnos a Él. Acudimos a Él, pero dejamos bien asegurada nuestra vida y nuestras cosas por si acaso. Con esta imagen (del grano de mostaza) Jesús nos está diciendo que, cuando se cree en Él, cuando ponemos toda nuestra confianza en Él, no hay obstáculos insalvables.

Desencanto

Al igual recalcó, que vivimos en un momento de desencanto, de indiferencia y de secularismo. Quizás, nosotros mismos sintamos que nuestra fe se desvanece o que a veces, está bloqueada ¿Es posible desbloquear esa fe amenazada de muerte? ¿Es posible descubrirla de nuevo en el fondo de nuestro ser como una fuerza vital capaz de dinamizar toda nuestra vida humana? ¿Podemos creer de nuevo en “esa dulce y secreta intuición” de un Dios cuya ternura podemos experimentar en nosotros mismos? Y esto solo será posible si nos volvemos a Dios,

Jesús es para nosotros la referencia definitiva para nuestra vida y para toda la Iglesia. Jesús es para nosotros la razón última, la fantasía del futuro, el definitivo discurso sobre Dios y sobre el ser humano, la parábola inagotable sobre Dios, abierta a todos los tiempos.

Así mismo,  el obispo se refirió al mes de las misiones que estamos iniciando, “que sea este tiempo propicio para testimoniar abiertamente el Evangelio de Cristo, testimoniar nuestra fe en él, testimoniar que él es nuestra confianza, nuestro único Señor y salvador  aun con el esfuerzo y sacrificio que esto conlleva”

Al igual finalizó recalcando que “El dolor, el sufrimiento, las injusticias no tendrán la última palabra en esta tierra, por eso necesitamos creer en Dios en el poder de este Dios capaz de transformar nuestra vida y capaz de transformar estructuras de injusticias que se viven en nuestro mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here