Menos de 5 horas de clase reciben a la semana los estudiantes en el país

Esta preocupante cifra se da en los alumnos del sector público que tienen una limitada conexión de Internet, según el más reciente estudio de la Asociación para una Sociedad Más Justa

Frases como: “Buenos días profesora”, “corramos mami, me dejarán afuera de la primera hora de clase” o “dame la copia de las tareas”, son extrañadas tanto por alumnos, como maestros y padres de familia. El correteo de los niños y jóvenes por los pasillos de las escuelas, colegios y universidades, ahora está en el olvido, ya que después de más de un año las aulas siguen cerradas a causa de la pandemia y son muchos los que desean retornar para seguir viviendo los mejores años de sus vidas a lado de sus compañeros.

Tal es el caso de Keybi Maradiaga, una adolescente de tercero de ciclo que relata que ya no quiere seguir frente a una computadora recibiendo clases y lo que más sueña es poder regresar y mirar a sus compañeros. “Siempre pensé que quedarme en casa y no ir al colegio era lo mejor, pero ahora que se ha cumplido me arrepiento que esté pasando, porque ya llevo más de un año en el que mi cuarto es el salón de clases y es sumamente aburrido” expresó la joven.

Contexto

Estos testimonios salen a relucir, porque estamos prontos a festejar el Día del Estudiante, una fecha que en Honduras se celebra en honor al nacimiento del Padre José Trinidad Reyes, quien fue el fundador de la primera casa de educación pública, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Este año, por segunda ocasión, los alumnos deben conmemorar este acontecimiento frente a un aparato tecnológico y en sus casas, ya que aún se vive en confinamiento como la principal medida de prevención ante la amenaza del COVID-19 que ha enlutado a miles de hondureños que se contagiaron y no libraron la batalla.

Realidades

Para el sociólogo Armando Orellana, la mayoría de los estudiantes, principalmente los del sector público, hoy en día enfrentan muchos retos y desafíos, como, por ejemplo, tener que enviar las tareas por medio de mensajes de texto, porque en su mayoría no cuentan con aparatos tecnológicos parar recibir clases en línea como lo han implementado en las instituciones educativas privadas. La Asociación para una Sociedad más Justa, detalló en un reciente informe que el 90 por ciento de los estudiantes de instituciones privadas se adaptó al sistema de clases virtuales, mientas que el 76 por ciento de las escuelas públicas está trabajando vía mensajes de texto o por WhatsApp, además se contabiliza que más de un millón de estudiantes están excluidos de esta forma de trabajo.

El dirigente magisterial, Onán Cálix, es del criterio que los alumnos viven la peor etapa de sus vidas, ya que muchos están estudiando sin tener las herramientas necesarias para aprender. “Hoy los niños y niñas del país, experimentan una dura realidad y no tienen nada que celebrar el 11 de junio, ya que básicamente están en el abandono” señaló el docente.

Aprendizaje

La psicóloga especialista en temas de adolescencia, Delma Adriana Reyes, enfatiza que “La pandemia ha ayudado a que estudiantes se den cuenta de lo valioso que es el poder recibir sus conocimientos académicos dentro del salón de clase, con la interacción constante con sus maestros y compañeros”. Por su parte, la profesora Blanca Aguilar, docente de prebásica, dice que los niños en edad escolar son el sector que más se ha visto afectado, ya que necesitan más concentración que un joven mayor.

“Ellos no están aprendiendo jugando como por lo general hacemos en las aulas y como debe ser” manifiesta y agrega que muchos de ellos crecerán con ese mal recuerdo. La realidad de los estudiantes de Honduras es que siguen confinados entre las paredes de sus casas a la espera de poder volver a sus aulas de clases, y los que no pueden volver, se resignaron y están trabajando para poder ayudar a sus padres que han quedado desempleados a causa de la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here