Los Obispos de Colombia piden más presencia del Estado ante la ola de violencia

“Debemos rechazar todas aquellas formas de violencia que fragmentan la construcción de un país, respetando siempre los derechos fundamentales”.

Los Obispos de la provincia Eclesiástica de Popayan, solicitaron mayor presencia del Estado, representada en una efectiva y planificada inversión social que genere oportunidades de vida en las comunidades afectadas por la violencia, especialmente a través de alternativas para los jóvenes.

 Así lo expresaron en el documento que condena con dolor los hechos ocurridos en Cauca y Nariño a la vez que manifiestan su preocupación por la grave situación de violencia y atropello a los derechos humanos que atraviesan los dos departamentos. “Ofrecemos oraciones y manifestamos nuestra cercanía y solidaridad a las familias de los jóvenes vilmente asesinados en el municipio de Samaniego y otras regiones al sur occidente colombiano“. Indicaron.

Llamados a la reflexión

Al dirigirse a los grupos armados, los Obispos les advierten que deben respetar el derecho internacional humanitario y comprender que la violencia no es la solución a las necesidades históricas que han vivido en el territorio, al contrario genera más violencia.

La invitación de los prelados a los jóvenes es a no perder la esperanza, mientras que se unen a su dolor frente a los atropellos contra la juventud y recuerdan que toda la sociedad tiene el deber de ofrecerles oportunidades para que puedan alcanzar sus ideales.

Iglesia Comprometida

Además recalcan en el documento  que en su calidad de representantes de la Iglesia Católica, de esta parte de Colombia, se han desarrollado diversa iniciativas  para aportar a la construcción de la paz, compromiso que que reiteraron desde sus planes pastorales  para el desarrollo humano integral, sea ese fundamento de la construcción de una paz verdadera y acorde a los principios de la Doctrina Social de la Iglesia.

La provincia Eclesiástica de Popayán está integrada por varias jurisdicciones eclesiásticas y el documento aparece firmado por el Arzobispo Emérito y Administrador Apostólico de Popayán, Monseñor Iván Marín López, el Obispo de Pasto, Monseñor Enrique Prado Bolaños, el Obispo de Ipiales, Monseñor José Saúl Grisales,el Obispo de Tumaco Monseñor Orlando Olave Villanova, el Vicario Apostólico de Guapi, Monseñor Carlos Correa Martínez y el Vicario Apostólico de Tierradentro Monseñor Óscar Múnera Ochoa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here