La Divina Misericordia es una fuente inagotable de amor

Jesús le pidió a una joven polaca propagar la devoción a esta hermosa práctica que hasta la fecha se mantiene viva

0
1204

El segundo domingo de Pascua, la Iglesia Católica celebra la Divina Misericordia, devoción que se propagó en el mundo a partir de las revelaciones que Jesús le confío a Sor Faustina Kowalksa y que ella plasmó en su conocido diario. En esta devoción, el Señor quiere transmitir el mensaje de que su misericordia no tiene límites y todos somos merecedores de ella.

Manantial

El padre Santos Pablo Vásquez, párroco de la comunidad San Martín de Porres, lugar donde se lleva adelante el Apostolado de la Divina Misericordia, nos comparte que esta fecha es hermosa y muy significativa porque se celebra después de la resurrección en plena Octava de Pascua, porque Dios y sor Faustina quisieron compartirla para que todos tuvieran la oportunidad de acceder a su misericordia. “La Divina Misericordia representa la última balsa que Dios brinda al ser humano para que pueda salvarse. De ese costado abierto brotan dos manantiales: sangre y agua, misericordia y amor inalcanzable para el mundo entero”, expresó el presbítero.

El Señor en sus promesas ofrece una fuente de paz para todas las almas que confíen plenamente en Él. No existirá paz sino es a través de la confianza de su misericordia.

Devoción

Thelma Martínez, coordinadora del Apostolado de la Divina Misericordia, nos dice que “El Señor le pidió a sor Faustina que esta fiesta se celebrara en plena Octava de Pascua sencillamente porque quiere desbordarse de amor y llevar más almas al cielo”. Además, agrega que el fervor por este rezo es tan amado por los devotos porque se encuentran con un Padre lleno de amor, que nos recibe para brindarnos paz, tranquilidad y consuelo.

Jesús promete muchas gracias a los fieles que acudan a su amor por medio del rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia que debe realizarse diariamente a las 3:00 p.m., hora en que se realizó el acto de amor más grande de la humanidad: su entrega en la cruz.

1 Sor Faustina

Conocida también como el apóstol de la misericordia, fue una religiosa polaca y mística del siglo XX, a quien Jesús encargó de transmitir a la Iglesia y el mundo el mensaje de la Misericordia.

2 Rayos

Son dos los rayos que brotan de la imagen de la Divina Misericordia, uno azul y otro rojo que representan la sangre derramada por Jesús y el agua que hace a las almas más justas.

3 Promesas

El Señor promete tantas gracias a los fieles devotos que se acerquen a su confianza que no les bastará para sí, sino que querrán irradiarlas para que otras almas se salven.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí