Iglesia propone nuevo modelo para el cuidado de los ancianos

La Pontificia Academia para la Vida publicó este día un documento de reflexión sobre la difícil situación que atraviesan los ancianos en esta pandemia. El documento señala sobre la soledad y el aislamiento que padecieron mucho ancianos el año pasado por la crisis sanitaria. Citando al Papa Francisco, señalan que “No nos damos cuenta de que aislar a los ancianos y dejarlos al cuidado de otros sin un acompañamiento adecuado y solidario de la familia, mutila y empobrece a la propia familia”.

La Pontificia Academia para la Vida señala que “Lo que ha sucedido durante la pandemia de COVID-19 nos impide resolver la cuestión de la atención a los ancianos con la búsqueda de chivos expiatorios, de culpables individuales y, por otro lado, de levantar un coro en defensa de los excelentes resultados de los que evitaron el contagio en las residencias. Necesitamos una nueva visión, un nuevo paradigma que permita a la sociedad cuidar de los ancianos”.

Es importante revisar la atención que reciben los ancianos afirman en el documento. También afirman, citando al Papa que “la eliminación del anciano de la vida de la familia y de la sociedad representa la expresión de un proceso perverso en el que ya no hay gratuidad, generosidad, que riqueza de sentimientos que hacen de la vida no solo un toma y daca, que es un mercado… Eliminar a los ancianos es una maldición que nuestra sociedad se inflige a menudo a sí misma”.

Monseñor Vincenzo Paglia señaló que “la Academia para la Vida pretende subrayar la urgencia de una nueva atención a las personas mayores, que en las últimas décadas han aumentado en número en todas partes. Sin que aumentase, sin embargo, la cercanía a ellos y menos aún la comprensión adecuada de la gran revolución demográfica de estas últimas décadas”.

Puedes leer íntegramente el documento de reflexión de la Pontificia Academia para la Vida a continuación:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here