Francisco señala que la confianza, es fundamento para el cuidado de los enfermos

«Un solo es vuestro maestro y todos vosotros sois hermanos» es parte de la cita del Evangelio de San Mateo (Mt 23,1-12) que sirve de inspiración para el mensaje de la XXIX Jornada Mundial del Enfermo, que este año ahondará sobre la relación de confianza, como fundamento del cuidado del enfermo.

El Papa señala que «Es un momento propicio para brindar una atención especial a las personas enfermas y a quienes cuidan de ellas, tanto en los lugares destinados a su asistencia como en el seno de las familias y las comunidades». Esta jornada tendrá especial atención, porque se pondrá la mirada en todos aquellos que sufren en el mundo los efectos de la pandemia del coronavirus.

El primer numeral Francisco, advierte que Jesús critica la hipocresía de quienes dicen, pero no hacen, «Cuando la fe se limita a ejercicios verbales estériles, sin involucrarse en la historia y las necesidades del prójimo, la coherencia entre el credo profesado y la vida real se debilita. El riesgo es grave; por este motivo, Jesús usa expresiones fuertes, para advertirnos del peligro de caer en la idolatría de nosotros mismos».

Vulnerabilidad

Experimentar nuestra propia vulnerabilidad y la necesidad del otro, es otro de los puntos abordados por el Vicario de Cristo, quien asevera que «nuestra condición de criaturas se vuelve aún más nítida y experimentamos de modo evidente nuestra dependencia de Dios. Efectivamente, cuando estamos enfermos, la incertidumbre, el temor y a veces la consternación, se apoderan de la mente y del corazón; nos encontramos en una situación de impotencia, porque nuestra salud no depende de nuestras capacidades o de que nos angustiemos”

El prójimo

El Papa recuerda que la pandemia actual ha sacado a la luz numerosas insuficiencias de los sistemas sanitarios y carencias en la atención de las personas enfermas, siendo los ancianos, los más débiles y vulnerables. «Esto depende de las decisiones políticas, del modo de administrar los recursos y del compromiso de quienes ocupan cargos de responsabilidad. Invertir recursos en el cuidado y la atención a las personas enfermas es una prioridad vinculada a un principio: la salud es un bien común primario» dijo. Resalta también las múltiples muestras de solidaridad que han surgido en este tiempo de crisis.

Puede descargar y leer el mensaje íntegro del Papa aquí: MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here