“Estar preparados como nos pide el Señor es dar frutos”

En la Misa oficiada este viernes 27 en la Basílica de Suyapa el padre Rodolfo Varela en su homilía manifestó, Jesús está dando sus discursos de despedida  antes de entrar en su pasión  y Jesús está preparando sus discípulos , nos está preparando a nosotros ¿Para qué para estar preparados el día y la hora que nos llame el Señor.

El padre  Rodolfo preguntó ¿Y cuál es la forma de que nosotros debemos estar preparados?, “yo no sé si alguna vez alguno de ustedes  le han fallado a alguien que aman, llámese mamá,  Papá, hijos, hermanos,  hermanas amigas, amigos. Pareja, pero cuando una le falla a alguien quien ama, uno también se siente destruido, por haberle fallado”.

Además dijo que  Dios nos ama mucho, y nosotros tenemos que amar a Dios, Jesús se sacrifica por nosotros y como debemos pagarle nosotros, como  dice el dicho “amor con amor se paga”, estar preparados como nos pide el Señores es dar frutos, es comenzar a vivir como cristianos, es demostrar con nuestra  obras que Cristo habita en nuestros corazones, que nosotros amamos a Cristo.

Como dijo la lectura del Apocalipsis “y los muertos fueron juzgados por sus obras”, es que en las obras se ve, que Cristo habita en mí, si yo realmente amo a Cristo, yo no hago las obras de la nada, yo hago las obras porque Cristo está dentro de mí, yo le he dado lugar a Cristo en mi vida y Cristo es quien me incita a hacer el bien “amor con amor se paga”.

Pero nosotros podemos bajar la guardia señaló y estas lecturas, están propuestas porque estamos terminando el año litúrgico también, y en el año litúrgico cada año nos permite  ir profundizando  en la vida de Jesús he ir estrechando lazos de amistad con Jesús.

“Pueda que en la Cuaresma nosotros comencemos bien o en el Adviento, que estamos a punto de vivir, que lo vivamos con la corona de Adviento y la Navidad también, tratemos de vivir el cristianismo en la Cuaresma tiempo fuerte, pero la Pascua que es el tiempo que más resaltamos, poco se resalta y el tiempo ordinario  también ya viene de bajada”.

Hay otro refrán que dice “a la puerta del  horno se quema el pan” es decir si uno descuida el pan en los últimos segundos se le quema, lo mismo nosotros, si bajamos la guardia en los últimos mese del año podemos pecar, y quien quita que nos llame el Señor, y como debemos estar en pecado y en gracias sostuvo.

El sacerdote remarcó  que no hay que bajar la guardia como dice el Señor, hay que estar preparados y la mejor forma de estar preparados y demostrar que amamos a Dios es cumpliendo su voluntad.

“Nosotros pidamos esa sabiduría al Espíritu Santo para discernir cual es la voluntad  de Dios en mi vida,  y si no la sabemos preguntemole al Señor ¡Señor cuál  es tu  voluntad para mi vida!, que es lo que quieres que yo haga y el Señor va a responder de una u otra manera”.

Que sea el Señor que nos acompañe al final de este año litúrgico y nos ayude a comenzar un adviento lleno de gracia y bendición concluyó.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here