Es tiempo que la política deje de fraccionar a las familias

Las ideologías no deben imperar en los hogares, porque se corre el riesgo de perderlo todo, por personas que al final buscan sus propios intereses.

0
632

La buena política une al amor, la esperanza, la confianza en las reservas de bien que hay en el corazón del pueblo, a pesar de todo” menciona la Encíclica Fratelli Tutti. Unas palabras idóneas para entender que este “arte” de gobernar en pro del bien, no debe seguir separando a las familias, en especial si alguno de sus miembros piensa diferente. Lastimosamente, en el país, muchos inspirados en las actitudes de los candidatos, replican las campañas de odio.


Realidad Tristemente, muchas familias se han separado por defender una ideología. Hay incluso algunos que caen en la violencia y no les importa hacerle daño a su prójimo por “x o y” partido político. De manera anónima, un ciudadano nos compartió como la política ha cambiado la estructura en su familia, ha venido a desestabilizar las funciones de cada uno de sus miembros.

“Mi esposa ahora tiene un interés por su partido y ha descuidado las tareas del hogar y la atención hacia a mí como esposo”, nos dijo esta persona, quien va por una corriente de partido y su esposa por otro. “Ya hay muchas diferencias y si esto sigue, así no sé en qué vamos a terminar”, apuntó el entrevistado.

Llamado para Javier Dávila miembro del Instituto Hondureño de la Familia (FUNHOFAM), no debemos dejar que ningún color político nos divida “Podemos tener diferentes formas de pensar, esto no debe de separar a las familias, al contrario, debe ser una fiesta cívica, cada quien elige, escoge la mejor opción que considera la adecuada a sus intereses, esto más bien debe unirnos como buenos ciudadanos, como buenos hondureños que están con la esperanza de que vendrán tiempos mejores”.

CONVIVIR BAJO UN AMBIENTE DE PAZ

Para el Sociólogo Armando Orellana, debemos de convivir bajo un ambiente de paz, con una 15 perspectiva más positiva “No ver el momento para hacer un conflicto, porque a veces se acaloran las discusiones, una recomendación es bajarle el tono a esas discusiones, evitar las agresiones verbales y, sobre todo, los posibles enfrentamientos físicos y anteponer los principios y valores que nos han mantenido unidos como hermanos, parientes, amigos, compañeros y que van a seguir existiendo después del 28 de noviembre, hay que actuar con honor, respeto y valores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here