Erika Jiménez: “El Espíritu Santo es el que me tiene en pie y hace que pueda sonreír”

Dejarse envolver por el Paráclito es una misión de todo cristiano, según el testimonio de esta feligrés

0
707

Con su camisa de color blanca, su pantalón azul y sus tenis negros, así encontramos a Erika Jiménez, miembro de la Parroquia El Espíritu Santo de Comayagüela, una mujer entregada a las cosas de Dios, y quien nos comenta que los mayores dones que le ha dado él Paráclito, son el de la alegría, la paz y el de la fortaleza, pero sobre todo el del amor. Y es que, al celebrar la llegada del Espíritu Santo, esta dama nos comparte su testimonio de fe y la razón por la cual debemos de dejarnos abrazar por el “fuego de amor” que nos da el Señor.

Erika, ha sido catequista, Celebradora de la Palabra y hace unos meses fue misionera a Perú, pero hoy está tratando de motivar a los jóvenes para que entiendan que el Paráclito que llega en forma de una hermosa paloma blanca, de la cual salen dama solo recuerda las veces que se ha puesto de rodillas y le ha pedido al Espíritu Santo la ilumine y no la deje sola. Para dar un ejemplo, cuenta que hace unos años ella sintió el llamado de ser madre y por dos meses lo fue, ya que lastimosamente perdió a su bebé producto de un aborto espontaneo. “Fue una prueba tan dura, sentí el mundo se me venía encima, yo solo quería tener una familia, pero, Dios tiene a su lado a mi hijo”, contó Erika.

Mientras secaba sus lágrimas al recordar ese episodio, narró que fue también muy difícil el saber que la podían juzgar por quedar embarazada sin estar casada, pero está orgullosa laica se volvió a poner en posición de oración frente a la imagen de la Virgen María, ya que es ella quien le recuerda que así como el Paráclito la visitó, ella siente que cada noche igual llega abrazarla, para darle paz y, sobre todo, seguir aprendiendo y poniendo en práctica los dones que solo el Espíritu Santo le puede dar, como él de la Fortaleza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí