“En este tiempo más que nunca, Dios es de primera necesidad” Cardenal Rodríguez

“Él es la respuesta a las aspiraciones más profundas que llevamos en nuestro corazón”.

En la homilía para el V Domingo del Tiempo Ordinario, el señor arzobispo de Tegucigalpa, Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, recordó las palabras dichas por Jesús en la última Cena, en el momento de su despedida “No se turbe su corazón, crean en Dios y crean también en mí” (Jn 14, 1 – 12).

Enfatizó que la “turbación” es una sensación previa a las lágrimas cuando uno siente que se remueve lo más sólido de sí mismo. En esa situación Jesús les invita a vivir en lo esencial ¿Qué quiere decir Jesús?

Jesús quiere invitarles a una confianza radical en el amor de Dios, que es más fuerte que todos los poderes de este mundo que amenazan nuestra vida. Jesús invita a los suyos y a todos nosotros a no perder la calma, a superar la inquietud, a no dejar que nuestro corazón se “turbe” y a disipar los miedos que nos paralizan. El único remedio válido contra la angustia es la confianza. Jesús reclama la plena confianza de los discípulos no sólo en Dios, sino también en su persona.

De igual manera, hizo alusión a que vivimos en un mundo roto por profundas divisiones sociales y personales. En nuestras sociedades desarrolladas aumentan el estrés, la depresión, las rupturas afectivas y se diluye la falta de sentido.

Vivimos una crisis de sentido

Son muchos los que viven enfrascados en sentidos parciales de la vida. Necesitamos descubrir un sentido global a nuestra vida. Ese sentido está en la confianza en Dios que llena de sentido pleno nuestra vida humana. Dios es una realidad de primera necesidad. Hoy nos preguntamos: ¿Por qué la inquietud de nuestro corazón? Jesús responde a nuestra inquietud invitándonos a la confianza a pesar de todo

En cuanto a la Hay mucha gente descaminada, viven sin encontrar un camino. Su vida transcurre sin dirección. Van añadiendo años a su vida, pero no saben infundir vida a esos años.

En cuanto a la crisis que enfrenta el país, por el Coronavirus, Su Eminencia indicó que Jesús en su palabra nos invita  a no perder la calma y superar la inquietud a no dejar que se turbe el corazón “El único miedo contra la angustia es la confianza”.

“Vivimos en un mundo que está roto por profundas divisiones sociales y personales, en nuestras sociedades aumenta el estrés, la depresión, las rupturas afectivas, se diluye la falta de sentido, son muchos los que viven enfrascados en cosas imparciales, materiales,  necesitamos descubrir el sentido global de nuestra vida y es sentido está en la confianza en Dios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here