El secreto de la navidad es que Dios está con nosotros y por eso podemos vivir con esperanza

En el cuarto domingo de adviento S.E. el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez nos invita a reflexionar sobre el verdadero significado de la navidad que así como en ángel que visita a María le dice: Alégrate llena de gracia el señor está contigo estas palabras dichas a la virgen María están destinadas a toda la humanidad  y a cada uno de nosotros hoy, alégrate lleno de gracia el señor está contigo, el saludo de ángel es también para todos nosotros a las puertas de la navidad.

En medio de estos tiempos que a nosotros nos padecen de incertidumbre y oscuridad llenos de dificultades  lo primero que se nos pide es no perder la alegría, sin alegría el mundo es más oscuro la vida se hace difícil, pero no es una alegría engañosa es una alegría fundada en una gran verdad DIOS NOS AMA, es la alegría de sentirnos amados por Dios. La alegría de un cristiano no se compra tampoco se pierde  aunque estemos en problemas y dificultades y la razón de la alegría la dice el ángel, el señor está contigo es la experiencia fundamental de la vida humana no está lejos ha entrado a tu casa en la intimidad de tu persona no te abandona ni te abandonara nunca aunque tú le abandones, hay un presencia en nuestro interior que nos acompaña siempre, no vivimos solos perdidos en el mundo abandonados a cualquier fuerza este es el secreto de la navidad es que Dios está con nosotros y por eso podemos vivir con esperanza.

Alégrate No Temas porque Dios nos llama así personalmente, sintamos esa llamada personal hoy que nos libera de cualquier miedo, despierta en nosotros una gran confianza porque todos vivimos y morimos sostenidos por la gracia, por el amor de Dios, la Fe en Dios no es una receta para resolver los problemas de cada día, pero todo es diferente cuando uno busca en Dios la fe y la fuerza para caminar.

Dios no se impone Dios no nos obliga necesita de nuestra libertad necesita que aprendamos a elegir bien, cada uno de nosotros hoy podemos escuchar el anuncio del ángel y contestar a Dios, a recibir a Dios en nuestra propia vida.

Dentro de pocos días vamos a celebrar la navidad pero tenemos que preguntarnos si el protagonista de la navidad es Jesús o cualquiera de los otros competidores que la sociedad ha puesto.

Por eso el papa nos decía en el ángelus que no secuestren la navidad, que no nos la secuestren los mall, las tiendas, las cocinas todo es bueno para alegrarnos pero el protagonista no puede ser ninguno de ellos, el protagonista es Jesús por eso no podemos olvidar el verdadero significado de la navidad, sin Jesús no hay navidad.

Todo el adviento nos ha ido encaminado  a la venida del señor, sería muy triste no abrir la puerta al señor y que pidamos por los que tendrán que recibir la navidad en pobreza extrema, en el desempleo, en la enfermedad del COVID-19, en la condición de refugiado de inmigrantes que a través de la solidaridad podamos darles un poquito de alegría.

Que todos en la medida de las posibilidades podamos ser como en ángel que visito a María y podamos compartir con el que más lo necesita.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here